Lotus or lilly for blog

Blog

Disfruta de nuestros artículos y compártelos con tus amigos

Tags en el tema de "atento" RSS icon


Instrucciones Meditación caminando (2)

Como caminar en la meditación

Ahora comienzas a sentirte conectado@ con tu cuerpo y deja que la atención se fije en tus pies y piernas a fin de que el enfoque empiece a permanecer en los pasos alternos de tus pies.

 Con la atención en tus piernas y pies, nota las sensaciones en cada paso. Puedes notar asimismo, cierta tensión en la medida en que levantas tu pierna. Siente el movimiento de la pierna cuando se va moviendo lentamente en el aire. Siente el contacto del pie con el suelo. Cuando te des cuenta que tu mente vaga de un lado a otro, trae tu atención a las sensaciones del pie caminando

"Elevando, avanzando, apoyando, presionando".

 Caminando con mucha lentitud y como ayuda a permanecer atento y presente, puedes utilizar una especie de "etiqueta" o "frase" mental a medida que caminas. Por ejemplo, "elevando, avanzando, apoyando, presionando", o bien "derecho, izquierdo". Este "etiquetamiento", hará que nuestra mente permanezca más presente en aquello que sucede momento a momento y con toda seguridad, no estará salaltando de una idea a otra o yéndose hacia el pasado o futuro constantemente.

"Etiquetando" conscientemente

 Al mismo tiempo, esta repetición mental, lleva la atención hacia el punto que queremos observar. Cuando mencionamos o "etiquetamos" mentalmente, "elevando" o "apoyando", o bien, "derecho, izquierdo", por ejemplo, nos ayuda a ser conscientes de los pies. Si al cabo de un tiempo notas que mentalmente repites "derecho" cuando colocas en realidad el pie izquierdo y "etiquetas" "izquierdo" cuando posas el pie derecho, entonces percibes y te das cuenta que tu atención no se encuentra presente ya que la mente está dispersa.

Observando el surgir de las sensaciones

 Vuelve la atención una y otra vez a tomar conciencia del caminar lentamente y en el fondo de tu mente, repite "elevando, avanzando, apoyando". Procuara dedicar tu atención a las sensaciones del caminar. Si en momentos determinados surgen pensamientos y emociones poderosas y alejan tu atención de las sensaciones que observas mientras caminas, es a menudo de gran ayuda, detenerse y darse cuenta del contenido mental sin reaccionar ante ello, aceptándolo y siendo testigo de ese proceso.

Caminar alerta o consciente en la vida diaria

 Cuando remitan en su intensidad, retorna a la meditación caminando. Puedes entrenar a la mente a estar presente en cualquier momento que camines. Hay quien elige en la vida cotidiana practicar la meditación caminando cuando se dirige a su lugar de trabajo o hacia su casa o paseando en el parque o playa.

 La meditación caminando puede servirnos como un interesante puente entre la práctica meditativa y la vida diaria, ayudándonos a estar más presentes, atentos y concentrados en las actividades ordinarias.