Lotus or lilly for blog

Img banner es

Blog

Disfruta de nuestros artículos y compártelos con tus amigos

Tags en el tema de "risoterapia" RSS icon


Sonrisa, Risa, Carcajada

Sonrisa

La sonrisa es un esbozo que concierne ante todo, a la boca y a los labios. Como escribió un experto: "La sonrisa es la manera más fácil de curvar una línea recta". Aparece como señal de agradecimiento, asentimiento, ternura, compasión...Para muchos seres humanos, es un umbral emotivo difícil de traspasar, y por eso se quedan a las puertas de la risa como un invitado que no se atreve a entrar a la fiesta en la que se lo espera. Pero también está la sonrisa posterior a la risa, cuyo gesto revela satisfacción, distensión, alegría íntima y relajación.

Esta es la auténtica sonrisa de felicidad: el sujeto ha ido y ha vuelto. Es donde está y está donde es, inspira y espira con amplitud y la certidumbre de ser quien es.

La Risa

La risa por su parte, dilata todo el sistema vascular arterial con el siguiente rubor por el efecto de los capilares dérmicos del rostro y el cuello, los ojos se adelantan y se activa la glándula lacrimógena hasta el punto de producir un brillo estelar en las pupilas.

El diafragma se afloja tras tensarse y el cuerpo se dobla en dos o se inclina hacia la tierra. La risa es un estallido, una entrega, una expulsión de aire viciado y la incorporación de aire nuevo.

En la risa el sujeto se desnuda de su carácter, la máscara de la persona revela su auténtica naturaleza, su grado de flexibilidad y hasta que punto protege con títulos o palabras su propio mundo emocional.

En la risa el córtex recibe estímulos del hipotálamo tan directamente como un pequeño relámpao que surge sin impedimentos de una misteriosa fuente de energía.

 

La Carcajada

La carcajada es el disparo de la risa, su extroversión máxima. Tan sólo un porcentaje mínimo de personas pueden sostener su alto voltaje más de unos segundos por vez. La mandíbula, floja, trabaja al máximo, la lengua sube de tono, la sangre afluye a las mejillas y uno busca sostén. A los pigmeos, dicen los antropólogos, la risa o los ataques de hilaridad los arrojan al suelo, circunstancia que aceptan con gusto y aumenta, de paso, la risa de los demás.

La carcajada es la auténtica terapia que la risa encierra para nosotros. Puede afirmarse que si no se llega a ella, nuestro cuerpo no goza ni se aprovecha del oxígeno captado tanto como debiera. La sonrisa es la hoja (y su primer amago de fotosíntesis), la risa, la flor y la carcajada el fruto de ese jardín de bienestar que es el buen humor.

 

 


Reir y santos de la Risa

Su santidad, el sabio de la risa

Santos son aquellos que nos hacen la vida agradable,  que nos hacen reír y nos dan alegría, alejándonos del dolor y las dolencias del cuerpo y el "alma". Todos ellos  debieran tener el título y el tratamiento de  Santidad, pues son sabios que provocan la risa y contriibuyen a nuestra salud y felicidad.

Humor, terapia para la alegría de vivir

 Filósofos, médicos, psicólogos, terapeutas estudian cada día más los beneficios que el humor produce.

 Freud alabó el uso del humor en psicoterapia en un artículo titulado, "Humor y su relación con el subconsciente".

Carl Rogers y Abraham Maslow han reconocido que el humor es un extraordinario atributo de personalidades sanas.

 Goethe escribió:"el hombre de entendimiento encuentra que todo es risible; el hombre de razonamiento, casi nada.

 Schopenhauer comentaba: "El sentido del humor es la única cualidad divina del hombre".

Anécdota con gracia

 Leyendo un inteligente artículo del escritor Juan Goytisolo con respecto a la Academia de la Lengua, contaba que cuando el poeta Juan Ramón Jiménez estaba en el exilio, recibió una carta de José María Pemán, en la que el autor del Poema de la bestia y el ángel, le proponía un sillón en la Academia.

  Juan Ramón Jiménez en su contestación expresaba con nitidez y una pizca de ironía su incapacidad de adaptarse a una faena que no era la suya:

 "Para mí, amigo Pemán, las Academias son, o deben ser, institutos de trabajo y no galardones ............. (aquí viene el humor y la ironía). Yo ya lel dije a Marañón, (médico de enorme fama y prestigio) cuando vino a invitarme, que él era académico de la lengua para mirarle la lengua a los académicos y que estaría mejor en la de Medicina".

Humor y Sanación

 Norman Cousins que padeció graves enfermedades y recuperó su salud a través del humor y la risa, explica muchas de sus experiencias en el inspirador libro "Anatomía de una enfermedad".

 Una leyenda apache relata que el Creador hizo al ser humano capaz de hacer muchas cosas, por ejemplo, hablar, correr, mirar, oír. Pero a pesar de todo no estuvo satisfecho hasta que el hombre/mujer, pudo hacer una cosa más: REIR. Y ASÍ EL SER HUMANO RIÓ, RIÓ Y RIÓ.

 ENTONCES FUÉ CUANDO EL CREADOR DIJO:

 "AHORA ESTÁIS PREPARADOS PARA VIVIR"


Mejor reir que sufrir

Aprendiendo de las "dificultades"

Cuando se viaja por el sudeste asiático y en compañía de monjes en un camión, sobre todo en la parte trasera, donde uno se sienta como puede en una especie de bancos de madera, o en cuclillas,  y en la parte superior suele haber una serie de varillas o barras metálicas que se  utilizan para cubrir con un toldo o lona con el fin de protegerse de la lluvia, ocurren situaciones que resultan divertidas.

 Debido a que las "carreteras" suelen estar llenas de grandes baches o socavones, cuando las ruedas del camión o camioneta se encuentran con uno de ellos, sus ruedas se hunden y al mismo tiempo, los que atrás van sentados o agachados salen disparados hacia arriba, golpeándose la cabeza contra esas "estructuras metálicas".

La actitud positiva

 Cuando esto sucede varias veces a lo largo del recorrido, a uno no se le ocurre otra cosa que jurar en arameo o en cualquiere otro iidioma; sin embargo, los monjes que acompañan en esa zona del vehículo, se quedan mirando sin entender nada.

  Lo curioso es que cuando los monjes golpean su cabeza - y la verdad es que sucede con mucha frecuencia - sobre el metal, (a veces madera también) lo único que hacen es, ¡¡reír!!.

 Claro está que uno se pregunta, cómo es posible reirse ante tanto doloroso golpe en un trayecto que puede durar unas cuantas horas?

Risa, endorfinas y bienestar

 Uno decidiíó hacer un experimento "científico". Cada vez que se producía un golpe en la cabeza, en vez de sufrirlo y quejarse, la decisión fué reirse al igual que los monjes.

¿Cual fué el descubrimiento? Cuando uno se golpea de esa manera en la cabeza y se ríe, el dolor es mucho menor.

 Al entender que ellos aceptaban la situación con gran sentido del humor y mantenían una actitud positiva ante la realidad que les tocaba vivir diariamente, el buen humor y la risa era el mejor medicamento para tratar los golpes que se iban produciendo a lo largo del viaje.

 La risa, libera endorfinas en la corriente sanguínea, las cuales son aliviadoras del dolor. También la risa mejora el buen funcionamiento del sistema inmunitario y ayuda a combatir tanto infecciones como estados de ánimo negativos.

Así que cuando no nos sentimos bien es mejor, sonreir y reír.

 La experiencia nos enseña que cuando en la vida hay dolor, el sufrimiento disminuye si aprendemos a ver el lado positivo de todas las circunstancias.