YC INSTITUTE ®

ES | EN

Lotus or lilly for blog

Img banner es

Blog

Disfruta de nuestros artículos y compártelos con tus amigos

Tags en el tema de "discurso" RSS icon


Krishnamurti (//)

Krishnamurti, filósofo de la vida

Vamos a proseguir aquí con el discurso de Krishnamurti cuando disolvió la Orden de la Estrella.

Krishnamurti está considerado como uno de los grandes y lúcidos pensadores del siglo XX. Solía proponer en sus charlas la búsqueda por parte del individuo de la seguridad, la felicidad y la necesidad que tenemos de liberarnos de la pesada carga del temor, el sufrimiento, los problemas de la violencia, la sociedad, del seguimiento ciego a las religiones o gurus.

Explicó con precisión, inteligencia y sabiduría el funcionamiento de la psique humana y señalaba la necesidad de incrementar nuestra calidad de vida  a través de la meditación y la espiritualidad bien entendida.

 Ahora continuamos con su discurso que proviene del anterior (I):

 

Prosiguiendo con su discurso o manifiesto

.......La Verdad no puede rebajarse, es más bien el individuo quien debe hacer el esfuerzo de elevarse hacia ella. No pueden bajar la cumbre de la montaña al valle. Si quieren llegar a la cima de la montaña, tienen que pasar por el valle, escalar las empinadas laderas sin temor a los peligrosos precipicios. Tienen que ascender hacia la Verdad; no es posible hacerla "descender" u organizarla para comodidad de ustedes.

 Es el inerés por las ideas lo que las organizaciones sustentan, pero las organizaciones despiertan sólo el interés desde fuera; y el interés que no nace del amor a la Verdad en sí misma, sino que es incitado por una organización, no tiene valor alguno. La organización se convierte en una estructura dentro de la cual sus miembros pueden encajar convenientemente; ya no necesitan esforzarse por alcanzar la Verdad, o la cumbre de la montaña; basta con que tallen un cómodo nicho en el que colocarse, o en el que dejar que la organización los coloque; y piensan que de ese modo la organización los conducirá a la Verdad (...). Yo sostengo que ninguna organización puede conducir al hombre a la espiritualidad."

 Este manifiesto de Krishnamurti continúa con pensamientos y reflexiones de un alto valor, y me haré eco de ello en el siguiente artículo.

 


Krishnamurti (/)

En Adyar, sede de la Sociedad Teosófica

 En uno de los lugares favoritos en mis visiitas a la India, se encuentra Adyar, no lejos de Madrás o Chennai como ahora se llama. La razón es por la conexión con el admirado Krishnamurti, ya que ese lugar es donde parte de la historia de la Sociedad Teosófica ha tenido gran importancia.

Personajes como Madame Blavatsky, Olcott, Annie Besan, Leadbeater, Lutyens y tantos otros son historia de la pretensión del advenimiento del nuevo Mesías y por ese motivo la S.T o Sociedad Teosófica había sido fundada.

Jiddu Krishnamurti

 Jiddu Krishnamurti nació el 11 de Mayo de 1895 en Madanapalle, pequeña ciudad del sur de la India y falleció el 17 de Febrero de l986 en Ojai. California.

Una vez "descubierto" por Leadbeater como futuro "Mesías",  empezó a recibir un exquisita educación a lo largo de unos años y la Dra Besant por entonces presidenta de la Sociedad Teosófica, con otros miembros, proclamaron a Krishnamurti como el "maestro mundial", cuya aparición ya había sido anunciada por la S.T.

 Con el fin de preparar tal advenimiento, una organización denominada la Orden de la Estrella fué creada, siendo Krishnamurti quien la lideraba.

 Sin embargo, en 1929, Krishnamurti renunció a tal cargo disolviendo la Orden con sus numerosos seguidores, devolviendo el dinero y propiedades que habían sido donadas.

 Quisiera hacer mención a parte de su discurso durante la disolución de la Orden de la Estrella, el cual me parece muy aleccionador.

La verdad es una tierra sin caminos

"Vamos a hablar esta mañana sobre la disolución de la Orden de la Estrella. Para muchos será motivo de alegría y otros se sentirán más bien tristes. Sin embargo no debiera ser causa de regocijo ni de tristeza, puesto que es inevitable como voy a explicar:

Quizá recuerden aquella leyenda en la que el diablo y un amigoo iban pasenado por la calle, cuando de pronto vieron a un hombre que recogía algo del suelo y, después de mirarlo se lo guardaba en el bolsillo.

 El amigo preguntó al diablo:"¿Qué es lo que ha recogido ese hombre?". "Ha recogido un pedazo de la Verdad", contestó el diablo. "Mal asunto para ti entonces", dijo el amigo. "Ah, no, en absoluto - replicó el diablo -; voy a dejar que la organice."

 Yo sostengo que la Verdad es una tierra sin caminos, y que no es posible acercarse a ella por ningún sendero, ninguna religión, ninguna secta. Ese es mi punto de vista, y me adhiero a él absoluta e incondicionalmente.

La Verdad, puesto que es ilimitada, puesto que está libre de condicionamiento, y no es posible acceder a ella por ninguna clase de camino, no se puede organizar, ni tampoco debería formarse ninguna organización para conducir o forzar a la gente a seguir un sendero determinado. Si empiezan por comprender esto, verán hasta que punto es imposible organizar una creencia.

La creencia es una cuestión puramente individual, y no pueden ni deben ustedes organizarla. Si lo hacen, se convierte en algo muerto, cristalizado; se convierte en un credo, en una secta, una religión que ha de imponerse a los demás. Esto es lo que todo el mundo trata de hacer. La Verdad entonces se empequeñece y se transforma en un juguete para los débiles, para los que están  sólo momentáneamente descontentos.....

 Continúa próximamente en el (II)