Lotus or lilly for blog

Img banner es

Blog

Disfruta de nuestros artículos y compártelos con tus amigos

Tags en el tema de "supremo" RSS icon


La búsqueda de lo Profundo

La búsqueda de lo Profundo

No hay duda que cuando la insatisfacción interior surge, comienza una búsqueda por obtener respuestas y se aviva la sed por la Sabiduría, sobre todo por parte de explaradores genuinos del Espíritu.

Somos producto de la cultura en la que nos toca nacer y "hemos desarrollado, sobre todo, las corrientes cristianas de pensamiento que organizaron en gran medida la visión occidental de la identidad humana, y tanto sus prácticas como el simbolismo impregnaron profundamente nuestra vida cotidiana desde el final del mundo romano y helenístico.", así comenta George Steiner, el gran maestro y literato de nuestra época -que recomiendo- y yo me doy cuenta que hay una especie de caducidad en la construcción de una realidad basada en fes y dogmas.

No se trata de buscar teologías sustitutivas, pero sí encontrar respuestas menos encorsetadas, caminos menos condicionados, haccer uso del libre albedrío para impulsarnos hacia la libertad plena.

Buscadores del Absoluto

Un buscador intenso, perseguido por una iglesia retrógrada, ha sido el considerado más grande místico del cristianismo, San Juan de la Cruz.

D. Santiago Ramón y Cajal, cuyo nieto Santiago Ramón y Cajal Junquera - me honra con su amistad,- decía que los grandes médicos son el sol, el aire, el silencio y el arte y que si echamos un vistazo al "Evangelio Esenio", veremos que recoge en sus enseñanzas: "Dejad que el ángel del aire, el angel del agua, el ángel  el sol y el ayuno formen parte de vosotros"..Asimismo, los textos de yoga hablan de procesos de purificación a través de kriyas para el cuerpo físico, nadis, ascesis, dieta y un largo etcétera.

San Juan de la Cruz

Todo lo anteriormente dicho, podría ser traído al territorio del Yoga, pero en este caso quiero traer lo extraordinario de la contemplación, èxtasis, yoga (unión) por medio de S. Juan de la Cruz, así se puede combinarl a luz del cerebro y la luz del alma que no son sino la búsqueda de luz, de respuestas ante la incertidumbre de la existencia, de ansia de conexión con algo grande, en definitiva, nostalgia del Absoluto.

Siempre que tenemos ocasión, visitamos el Monasterio de S. Juan de la Cruz, donde está el sepulcro del más grande místico, y uno intenta impregnarse de su grandeza e inspiración.

Es significativo que el primer poema que Fray Juan de la Cruz escribe unas "coplas hechas sobre un éxtasis de harta contemplación". En ellas se contiene la mejor definición de lo que es una vivencia mística tal y como él escribe: "Y si lo queréis oir / consiste esta summa sciencia/ en un subido sentir / de la divina esencia / es obra de su clemencia / hazer quedar no entendiendo / toda ciencia trascendiendo".

Cualquier comentario empobrecería, ya que tan solo se puede decir que se trata de aquel beber  chorro de la fuente directa del Supremo en una experncia que, por producise más allá de los parámetros racionales del tiempo y espacio, es inefable: "Yo no supe donde entraba/pero cuando all´me v/ sin saber donde me estaba/ grandes cosas entendí/ no diré lo absorto y ajenado/ que se quedó mi sentido/ de todo sentir privado".

Podemos observar como la belleza exquisita de estos poemas, son la expresión de oder saborea el Espíritu, lo Supremo, la Luz, Dios. Si este es el caso, ya no hay nostalgia por el Absoluto.

 

 


Transformación necesaria

Transformación interna.

Cuando hablamos de Meditación, debemos entender que es pura observación transformadora. Andamos persiguiendo lo que nos agrada y rechazando lo no deseado, lo cual hace que nuestra mente quiera que el mundo transcurra acorde a lo diseñado por nosotros.

Debido al misterio de la exisencia en la que estamos inmersos nos sentimos atrapados en la incertidumbre y la falta de control del futuro incierto, aún cuando luchemos denodadamente por logros, que bien mirado, son limitados, finitos y que como bien decía Budha, todo es anicha o impermanencia.

Las expectativas por ideales a lograr siempre están presentes en todos nosotros, lo cual es lícito e incluso necesario, por nuestra biología y el estado de evolución en que nos encontramos. No obstante, teniendo en cuenta que somos seres pensantes, hay quien por sus extraordinarias capacidades de mantener una visión por encima de lo cotidiano, nos hace ver que en momentos determinados podemos aprender y aspirar a tener una sed de conocimiento que nos arranque de la esclavitud de la mente y nuestra identificación con su contenido.

Los que por una causa u otra, tratamos de indagar y explorar en nuestro territorio interno, se debe a cierta insatisfacción y también fascinación por una búsqueda Superior y, hay quien ha dejado mapas para seguir el camino: Budha, Mahavira, y tantos y tantos maestros de lo Perenne,

Meditación

El puente que nos puede llevar a esa otra Orilla, es la Meditación, la que nos hace exploradores del territorio de la mente. y de esa manera nos traslada a un nivel de conciencia sin fronteras, lejos de la dualidad y las limitaciones que nos aprisionan, experimentando en esa interiorización el Silencio.

El olelaje que causan los pensamientos y sus identificaciones en el mar de la mente, no permite disfrutar del océano interno, lleno de conocimiento y quietud indescriptibles.

 

 

Ansia de Sabiduría

Con el fin de obtener cualquier logro, es imprescindible dirigir la atención y el esfuerzo hacia la meta a alcanzar. Además de combinar nuestra vida externa con la interna, llegado a un punto determinado, cuando el pensamiento por descubrir el tesoro interior se hace prioritario, surge la motivación que nos empuja a ejercitarnos en el método de liberación que podamos elegir.

Podrían encajar muy bien aquí las palabras de Nietzche, tal y como nos hace ver el admirado filósofo y pensador Peter Sloterdikj - foto -en su envolvente y recomendada obra, "Has de cambiar tu vida":

"Ante todo y primero, las obras

Esto es, ejercicio, ejercicio, ejercicio

La fe que corresponda ya se incorporará luego

ella sola, estad seguros de ello".

 

 

 

 


Lugares de Sanación para el alma

Lugares de Sanación para el alma

El ser humano ha creado una extraordinaria variedad de espacios en los cuales crecer y aprender de múltiples maneras: Leer, pensar, compartir, celebrar el conocimiento, indagar, buscar respuestas y tanto más

Tripitaka Coreana

Pongamos lugares de valor indescriptible como pueden ser las grandes bibliotecas que atesoran una sabiduría digna de la evolución del saber. Lugares como la biblioteca de El Escorial, la Biblioteca Malatestiana (1452) en Casena, cerca de Rimini, más antiguo espacio de biblioteca en el muncon occidental o el lugar donde se encuentran una gran riqueza de escrituras  budistas, Tripitaka Coreana (1251) en un monasterio en elevadas montañas en el Sur de Korea. Las fabulosas Bibliotecas, tanto antiguas  como las más maravillosamente destacadas de la actualidad, son depositarias de la mente humana.y la expresión del conocer de la conciencia humana. No es extraño que Ramses II inscribió a la entrada de su biblioteca de Tebas una frase legendaria:"Un lugar de Sanación para el Alma".

Lugares y medicina para la sanación del Alma en la profundidad de lo interno

 De una manera distinta, así también podrían entrar en estos "lugares del alma", los monasterios, conventos y los llamados ashrams en la India. en los que tanto en Oriente como Occidente surgen los médicos del Alma que acaban convirtiéndose en místicos, dando así una mayor dimensión a la conciencia humana..

Aquí, los grandmaestros de distintas tradiciones han compartido una sabiduría trascendental que han ido depositando en sus discípulos.

Lugares - como el Sivananda Ashram en Rishikesh-India, en la foto - de crecimiento, de búsqueda profunda del misterio de la existencia y la entrada en el Yo, para ir alcanzando esa sanación del alma que vive en la ignorancia pero que se sientei infinitamente sanada en el descubrimiento de su Esencia. o lo Supremo.


Buscando claridad y luz del absoluto

Buscando algo más que lo conocido

Todos deseamos tener las cosas claras en la vida. Claro está - una de las muchas claridades - que tal luz nunca brilla.

Por el contrario, hay cierta penumbra u opacidad en nuestra existencia puesto que no aparece la luz de nuestrros deseos, es decir, que la vida se presente como nos gustaría a nosotros, lo cual nos hace mantener en cierta oscuridad o ignorancia. Siempre aspiramos a más.

Más dicha, más amor. más comprensión, más entendimiento, más inteligencia, más claridad, más luz, más cercanía con el Absoluto,,,,,,

Somos producto de nuestra cultura

 Somos producto de la cultura en la que nos toca nacer y sobre todo,tenemos que considerar, que hemos desarrollado las corrientes cristianas de pensamiento que organizaron en gran medida la visión occidental de la identidad humana, y sus prácticas y simbolismo impregnaron profundamente nuestra vida cotidiana. desde el final del mundo romano y helenístico.

Sin duda, este pensamiento plasmado por el gran literato George Steiner, nos acerca a reconocer nuestra herencia del pasado.

Aprendiendo a transformarnos

En nuestra época, pienso que hay una especie de caducidad en la construcción de una realidad basada en fes y dogmas. Tampoco se trata de buscar teologías sustitutivas, peró sí encontrar respuestas menos estrechas y encorsetadas, caminos menos condicionados, hacer uso del libre albedrío para impulsarnos hacia un estado de libertad que podemos denominar plena.

 La Luz de Oriente

Decía Goethe que los colores, "son los actos y sufrimientos de la luz". La Luz lo impregna todo, y esa nostalgia por lo luminoso es lo que nos empuja a salir de la oscuridad.

Me viene a la mente la palabra "guru", la cual entre otras acepciones está la de quien nos lleva o ayuda a ver la luz: los Upanisads, proponen, "condúceme de la oscuridad a la luz, de la ignorancia a la sabiduría".

 En el Bhagavad Gita donde se da ese inigualable diálogo entre Krishna y Arjuna para trasladar del uno al otro la comprensión de lo Supremo o de la Luz, contiene una enseñanza que nos transporta de perplejidad en perplejidad, hasta hacernos comprender lo imperecedero o absoluto que somos en esencia.

 Amor es palabra a la que recurrimos siempre. Son tantas las definiciones que se pueden hacer del Amor que voy a quedarme tal y como lo expresaba el gran poeta Rumi: "Soy tan pequeño que apenas puedo ser visto ¿cómo puede este gran amor estar dentro de mí? ¡fíjate en tus ojos, ellos son tan pequeños, pero ven cosas enormes."