Lotus or lilly for blog

Img banner es

Blog

Disfruta de nuestros artículos y compártelos con tus amigos

Tags en el tema de "cielo" RSS icon


Sobre la vida y la muerte (con humor)

Sobre la vida.... también sobre la muerte - con humor -

Hoy conversamos sobre la vida, la felicidad, la alegría, el sufrimiento, la satisfacción, los deseos y por qué no, la misteriosa muerte. ¿La muerte? Pues claro, claro, claro que sí.. Palabra cargada de tensión, preocupación, desasosiego, ansiedad, temor, miedo y más........ Por eso, una inmensa mayoría de gente prefiere estar viva.

 No nos angustiemos, ya que hasta la muerte puede ser motivo de risa. Como no podemos hacer nada para evitarla, es mejor reirse de ella. Decía el escritor William Saroyan que escribió una carta para los que le sobreviviesen en la que decía: "Todos tenemos que morir, pero siempre pensé que en mi caso podría darse una excepción".

 Sabemos que exiiste todo tipo de argumentación, conceptos filosóficos, ideas religiosas, creencias, metafísica, inmortalidad del alma, el más allá, el cielo, la búsqueda de Dios, su negación, el ser....Poner voosotros el resto.

Es hora de que echemos una mirada desapasionada a la muerte y podríamos citar a infinidad de pensadores que han plasmado sus ideas al respecto.

El antropólogo Ernest Becket en su obra "La negación de la muerte", escribió que aunque objetivamente sabemos que somos mortales, elaboramos todo tipo de esquemas para huir de esa devastadora verdad.

No voy a entrar a realizar un análisis sesudo que tenga que ver con un futuro incierto y que está sembrado de nuestra expectativa de inmortalidad. La pretensión aquí, no es otra que quitarle hierro al asunto y dar a entender como en todas las culturas, el humor, los chistes y todo pensar positivo, relajan y alivian la angustia de nuestro adiós a la vida.

Los fiósofos de Harvard, Thomas Cathcart y Daniel Klein,  han escrito un divertido libro que han decidido acabar con la idea de que tenemos que tomarnos la muerte y el más allá muy en serio. Así que han optado por modificar la visión que tenemos en nuestra cultura sobre lo que es inevitable.

Ayudándonos a aclarar nuestras ideas

 Contemos pues un chiste que ahora que aquí nos encontramos es algo mucho más divertido y dejemos atrás la otra idea para cualquier otro momento:

 Carmen acompañó a su marido Luis a la consulta del médico. Después de hacerle un reconocimiento completo a Luis, el médico se llevó aparte a Carmen y le dijo:

Luis sufre una enfermedad grave producida por un estrés muy intenso; si no hace lo que voy a decir, su marido morirá. Todas las mañanas debe despertarlo suavemente con un amoroso beso y luego prepararle un desayuno saludable. Sea amable con él en todo momento y procure que esté siempre de buen humor. Prepárele sólo sus platos favoritos y déjelo reposar después de las comidas. No le encomiende ninguna tarea y no le transmita sus problemas; eso no hará más que empeorar su estrés. No discuta con él, aunque le critique o se burle de usted. Trate de relajarlo por las tardes dándole masajes. Anímelo a ver por televisión todos los deportes que le apetezcan, aunque eso signifique para usted perderse sus programas favoritos. Y lo más importante de todo, todas las noches después de cenar haga todo lo que sea necesario para satisfacer todos sus caprichos. Si puede hacer lo que le digo, día tras día, durante seis meses, creo que Luis recuperará por completo la salud.

De vuelta a casa, Luis preguntó a Carmen.

- ¿Qué te dijo el médico?

- Dijo que te vas a morir.

La riqueza y la inmortalidad

En ocasiones pensamos que cuando amasamos una gran fortuna, la vida nos va a sonreir siempre y todo lo podemos comprar. Incluso, si pensamos que algún día momiremos, nuestra existencia seguirá "viva" en nuestros herederos. Es probable creer que la riqueza nos haga soñar que si luchamos por una meta terrenal, nos haga participar de la idea que estaremos aquí para siempre. Veamos:

"Cuando Pablo se encontró con que iba a heredar  una fortuna después de la inminente muerte de su padre, gravemente enfermo,decidió que necesitaba una mujer para disfrutarla con ella. De modo que una tarde se acercó a un bar de solteros, donde encontró a la mujer más hermosa que había visto jamás.

Su belleza le cortó la respiración.

- Puede que parezca un tipo ordinario - dijo mientras se acercaba a ella -, pero dentro de una o dos semanas morirá mi padre, y heredaré 30 millones de dólares.

Impresionada,  la mujer lo acompañó esa noche.Tres días más tarde, se convirtió en su madrastra.

 

 

 

 

 


La luz, risa del cielo

La luz, risa del cielo

Marsilio Ficino, filósofo y humanista del Renacimiento certeramente escribía sobre la luz:

 La risa del cielo, provocada por la alegría de las potencias divinas, es decir, por la luz, calienta y regocija todo.

La luz es la risa del cielo que determinan, desde él, los espíritus celestes, pues observamos que cada vez que los seres humanos disfrutan y gozan y sus rostros sonríen, su ánimo se dilata y su expresión resplandece, en particular sus ojos, que son reflejos de las estrellas, pues ejecutan, a instancias de éstas, movimientos circulares.

 La luz es la primera forma del primer cuerpo. Es tan perfecta que no existe inactiva ni separada de cualquier acto que imaginemos, siempre y en cada ocasión nos revela su vigor y brota con tanta eficacia que se propaga en un instante a través de todas las cosas sin separarse de su fuente.

De lumine, 1492