Blog

Disfruta de nuestros artículos y compártelos con tus amigos

Tags en el tema de "desapego" RSS icon


El invitado

El invitado

Gozaba de una gran consideraicón por tener un carácter sereno y compasivo. Una familia muy rica había oído hablar de él y deseaba conocerlo ya que su fama era amplia y, por lo tanto querían de alguna manera "lucirlo" ante sus invitados.

Esa familia, se puso en contacto con él y le invitaron a una importante comida. El hombre llegó modestamente vestido y enseguida se dió cuenta de que los presentes evitaban saludarlo o de que incluso los criados le servían con desgana.

Abandonó unos minutos la casa y volvió ataviado con una elegante e impresionante túnica. Los dueños e invitados de la casa lo saludaron muy efusivamente y los criados le servían con el mayor de los esmeros. LLegó el momento de pasar al comedor para celebrar la comida. Le dijeron al hombre qué asiento le correspondía. Se despojó de la túnica, la cual le confería autoridad y con descaro la arrojó sobre la silla.

-¿Por qué hace eso? - le preguntaron todos estupefactos

- Ha sido mi túnica y no yo la que ha recibido vuestro respeto y consideración. Que se quede ella a comer con vosotros.

Y sosegado y sonriente, abandonó la casa con una gran alegría interior.

Si reflexionamos, nos daremos cuenta que solemos poner la atención en lo banal y no lo importante.


Desapegarse y conquistar el yo

El desprendimiento para la obtención del bienestar.

Dice el psicóogo Walter Riso:

Cuantos más apegos dejes caer por el camino, más cerca estarás de encontrarte a ti mismo.

Si consideras que algo o alguien es indispensable para tu felicidad, tienes un grave problema: estás a la sombra de un amo. Y no me refiero al aire que respiras, la comida que te alimenta o el sueño que te repone, sino a muchas necesidades de las cuales podrías prescindir; sin que tu supervivencia emocional y psicológica se viera afectada de alguna manera..

No importa la fuente del apego, llámese fama, poder, belleza, autoridad, aprobación social, internet, juego, moda o pareja:. La adicción psicológica hará que tu existencia sea cada día más insalubre te arrodillarás ante ella, le rendirás pleitesía y vivirás en el filo de la navaja por miedo a perderla.

Establecer una relación dependiente, significa entregar el alma a cambio de obtener placer, seguridad o un dudoso sentido de autorrealización.

 


Abandonarse a la meditación

El día 31 sábado, comenzamos nuestro seminario de meditación.

En Vigo, Centro de Yoga Sananda

Conocimiento de la mente y el entendimiento de nuestro yo.a través de distintos métodos de meditación. Todavía puedes inscribirte.

Estado de desprendimiento

Durante la meditación deberíamos intentar mantener un estado mental que no tenga la tendencia a la acumulación - objetos, personas, ideas, situaciones ... - y asimismo, al no aferrarse o apegarse.

 En vez de mantener tal actitud - lo cual es común en todos nosotros y forma parte de la naturaleza humana - debemos considerar la posibllidad de que nuestra mente abandone toda carga, y cultive un estado de desprendimiento.

 En la vida cotidiana tenemos que llevar la carga de los muchos deberes y situaciones como si fuesen pesadas maletas, pero durante el período de meditación, tal equipaje es innecesario. Piensa por un momento que los compromisos y logros a obtener son como una carga pesada que llevas sobre ti. Abandónalos libremente sin mirar hacia atrás.

Hacia un estado profundo de meditación

 Esta actitud mental con la inclinación al no aferramiento o desapego puede conducirnos hacia un estado profundo de meditación. Este estado hará que haya una mayor sensación de libertad, y siempre debemos tener en cuenta que es un proceso gradual que se va consiguiendo paso a paso.

 La meditación se asemeja a los pájaros que vuelan en dirección a los picos más altos. Los pájarosa no transportan maletas! Los meditadores experimentados vuelan libres de su carga y se remontan hacia la altura de las hermosas cumbres de sus mentes.

Cumbre de la conciencia

 Es en tales cumbres de la conciencia donde los meditadores comprenden a través de la experiencia directa, el significado de lo que llamamos "mente". Al mismo tiempo, comprenden la naturaleza de lo  que solemos llamar "Ser", "Lo profundo", "Lo Supremo"  y tantos otros sinónimos.

 Es en esa experiencia de la que los maestros de todas las tradiciones hablan, donde se entienden en esa cumbre de la conciencia, fuera del territorio del pensamiento y habitando en el Silencio, más allá de la mente.