Blog

Disfruta de nuestros artículos y compártelos con tus amigos

Tags en el tema de "aprendizaje" RSS icon


Apreciar lo que hay

apreciar lo que hay

Viajero:

-¿Que tiempo hará hoy?

Pastor:

- El tiempo que a mi me gusta -

Viajero

-¿Cómo sabe que hará el tiempo que a Vd. ke gusta?

Pastor:

- Habiendo descubierto que no siempre puedo tener lo que a mi me gusta, he aprendido  a gustar siempre de lo que recibo. Por ello seguro de que tendremos el tiempo que a mi me gusta.


Yoga: El arte del cuerpo y la mente

Yoga: El arte del cuerpo y la mente

Cuando nos ponemos a practicar Yoga con seriedad es importante tener en cuenta diversos aspectos que son de gran ayuda para lograr el bienestar y transformación necesarios.

Es importante respetar nuestras limitaciones y considerar nuestra constitución psicofísica, edad, capacidad, aspiración, dedicación y práctica.

Las técnicas de Yoga no deben enfatizar exclusivamente el desarrollo de la estructura corporal, sino que debe incluir también, la respiración, memoria, carácter, intelecto, emociones y una meta a la que dirigirse.

 Se trata pues de buscar una metodología inteligente que incluya posturas o asanas, ejercicios energéticos de respiración, desarrollo positivo de las emociones, cantos, meditación y estudio, todo ello, diseñado para adentrarnos en lals raíces de nuestro ser, y conociéndonos en profundidad, aprender a liberar el estres, negatividad y tensiones, transformando la naturaleza humana en una experiencia enriquecedora, pletórica de salud, bienestar y sabiduría.

 Esta aplicación del arte del Yoga nos hace lograr equilibrio, armonía y nos ayuda a despertar el potencial infinito que se encuentra latente.


Yoga, lesiones y contraindicaciones

Nuestro exquisito cuidado en la práctica y enseñanza

A lo largo de muchos años de práctica y enseñanza, siempre ha sido nuestra idea el mantener un exquisito cuidado  con las posturas de yoga, su correcto posicionamiento, el entendendimiento de la anatomía y las limitaciones con las que se deben trabajar.Nunca causar daño.

 Nuestros Cursos de Formación están diseñados para impartir clases con rigor dando a entender el esmerado cuidado con el que debe trabajarse con los mecanismos propios del ser humano y de las particularidades que cada alumno de yoga requiere.

El New York Times y las lesiones

 Hace poco, ha salido publicado en el New York Times un artículo donde se hace mención a aspectos relacionados con el yoga y lesiones que se producen,  y desde luego, si el profesor/a exige en exceso, - como he visto en EE.UU.-  y como cada vez se extiende más, pensando que cuanta mayor sea la exigencia en las posturas, más beneficiosa es la prácticaa de sus alumnos, - llevándolos al límite, no cabe duda, que tarde o temprano se van a producir daños, cualesquiera que estos sean.

Evidentemente, existen este tipo de profesor@s que piensan que cuanto más poderosos sean sus ajustes, mejor será para el alumn@. Nada más engañoso, ya que el cuerpo se encarga de "hablar" a su debido tiempo. Posiblemente, es de éstos acerca de quien  escribe Mr. Broad.

 Tengo que decir por otro lado, que alguno de los ejemplos que el autor da en el artículo, merecen ser criticados, me atrevería a indicar que con dureza, ya que hay que saber discernir. La responsabilidad no se le puede achacar al  yoga sino a quien lo practica y sobre todo como lo practica.

Un poco de sentido común, por favor, Mr. Broad.

¿Acaso se puede uno apoyar en decir que un profesor de yoga que haciendo el perro boca abajo - una especie de V invertida - rompió el tendón de Aquiles, al realizar la postura de una manera extremadamente forzada y de manera continuada.

¿Es culpa del yoga, o del practicante que no sabe entender cuales son las limitaciones? ¿Cuando uno conduce temerariamente, acaso no está expuesto a tener un accidente? El alimento es imprescindible para la vida y sin embargo cuando no se cuida y se come en exceso, desordenadamente y de forma inadecuada, se manifiestan infinidad de patologías: problemas cardiovasculares, renales, artritis, hipertensión, obesidad y tantos otros. ¿Es culpable el alimento o quien no sabe como regular su dieta y hacerla sana? Vamos, vamos, Mr. William Broad, más rigor y seriedad-

 ¿Cómo es posible utilizar este otro ejemplo, en el que un estudiante, después de un año de práctica de yoga, decidió intensificar la misma permaneciendo durante horas al día de rodillas sentado sobre los talones - postura conocida como vajrasana - cantando para lograr la paz en el mundo? ¿Es el yoga culpable o quien no tiene capacidad para distinguir llevando a cabo posturas que nadie en su sano juicio realiza de esa manera?

Por descontado que existen profesores incompetentes y alumnos que extreman inadecuadamente sus prácticas.También hay periodistas, escritores . ........

Busca buenos profesor@s para tu práctica segura

 Lo primero y más importante es no dañar. Cuando se practican asanas tales como sarvangasana - sobre los hombros -, sirshasana - sobre la cabeza -, matsyasana - el pez - y otras muchas, es de suma importancia no situar el peso en las cervicales ya que no es su función sostener el  cuerpo y sí únicamente dos o tres kilos - el peso del cráneo - y no ejercer presión en esa zona.

 Normalmente, el cuello puede extenderse - hacia atrás - unos 75 grados; hacia delante unos 40 grados  y lateralmente alrededor de 45 grados y puede rotar sobre su eje unos 50 grados. Cuando se llevan a cabo posturas que ejercen una excesiva presión en esas zonas puede dar lugar a complicaciones en los discos, dañar algún nervio o crear problemas en arterias por medio de una vasoconstricción, puesto que es una zona vascularizada. Cualquier  presión y movimiento extremo del cuello debe ser evitado completamente y nunca deben exceder su tolerancia fisiológica.

 La práctica extrema, no reconocer las limitaciones, realizar las asanas con un ego desmesurado y sentirse obsesionado/a por alcanzar "gestas "extraordinarias", acabarán ocasionando problemas.

 Es importante dejarse guiar y ser enseñado-a por profesor@s competentes. Lo que se requiere es una buena formación. de lo que desafortunadamente se carece y evitar riesgos innecesarios. No se puede culpar al yoga de la imprudencia y el desconocimiento con que se practica y también se enseña.

Fòrmate adecuadamente como profes@r y entiende las condiciones del alumn@

A los enseñantes de yoga, les sugeriría que se informasen previamente cuales son las condiciones de sus alumnos para poder actuar más consecuentemente: Cuales son sus condiciones físicas, su estado mental - ansiedad, depresión, fobias, estrés, alteración de cualquier índole, cual es su situación médica ( si  la hubiera), hipertensión, problemas cardiovasculares, o cualesquiera otros, lesiones....... Todo ello, nos daría pistas para saber que hacer con mayor seguridad evitando realizar asanas no convenientes para alumnos que por su circunstancia sean desaconsejadas.

El Yoga produce extraordinarios beneficios psicofísicos

 La práctica de yoga produce calma, desarrolla la atencióin y concentración, dota de energía, fortaleza y flexibilidad. El yoga equilibra la presión saguínea, combate el estreñimiento, mejora la circulación sanguínea, regula los procesos digestivos, genera una serie de sustancias químicas que actuan como antidepresivos y mejora las relaciones sexuales.

 Reitero que se requiere una buena formación - en nuestros cursos - enfatizamos la seguridad en los ajustes y la evitación de posturas que no sean las adecuadas para el practicante - y seleccionar a profesor@s con buena preparación a fin de que la práctica sea segura y satisfactoria.

¿Por qué 40 millones de americanos practican yoga, y usted mismo entre ellos Mr. Broad. Alguna razón habrá ¿no?

 Sólo en los Estados Unidos hay alrededor de unos 40 millones de practicantes de yoga. El número por si mismo, resalta la importancia y valor que se le da al Yoga.

 Ya en la foto,da muestras que miles de personas en reunen en Central Park en Nueva York para practicar yoga.

 El Yoga, no puede ser culpable de quien no sabe enseñarlo o practicarlo en condiciones.

Buena preparación, sentido común, práctica, aceptación de las limitaciones y progreso gradual. Estos son algunos de los ingredientes para un yoga favorable y beneficioso.

 

 


Cuentos para aprender

Aprendiendo del Mulá Nasrudín

 Las historias enseñan. En todas las tradiciones contienen una sabiduría aplicable a lo cotidiano y que por otro lado nos hacen pensar.

  Nos acercamos hoy al personaje, el Mula Nasrudin, creado por el maestro de la tradición sufi Idries Shah (1924-1996).Nacido en la India y descendiente de una noble familia afgana.

 Las "enseñanzas" de Nasrudín son un verdadero reflejo de la sabiduría que subyace en el ser humano y que este personaje a veces aparece como sabio y otras como un loco. He aquí una historia:

Dos leñadores

En una ocasión, dos leAadores tenía una acalorada discusión y como no se ponían de acuerdo, decidieron zanjar sus desavenencias ante un juez.

 Venimos de vender nuestra leña en el mercado - dijo uno -. y mi compañero dice que tiene derecho a la mitad de las ganancias.

 -¿Acaso no es eso justo? - preguntó el juez

 - Lo sería si él hubiera hecho el trabajo honradamente - contestó el hombre -, pero mientras yo trabajaba con el hacha, él se sentó en un tronco y no hizo nada.

- Eso no es verdad - contestó el otro -. Mientras tu tenías el hacha, yo gritaba: "¡dale, dale! para animarte.

- Él puede haber gritado "¡dale!"; pero sin embargo, yo hice todo el trabajo duro - dijo el primero con gran énfasis!

- Pero no habrías podido seguir sin mi estímulo - dijo el segundo.

Habiendo escuchado las declaraciones, el juez reflexionó, pero por mucho que se esforzaba en aclarar la situación, se sentía incapaz de dar un veredicto.

- ¿Puedo intervenir, Su Señoría? - preguntó Nasrudin después de que hubieran transcurrido unos minutos. Una vez recibido el permiso para hacerlo, cogió una moneda y la lanzó al aire cayendo después al suelo con un sonoro "¡click!".

¿Has oído ese ruido? - preguntó al segundo leñador

-Sí, contestó el hombre.

-Entonces coge ese "¡click"! en pago por tu "¡dale!", y abandona el tribunal - dijo Nasrudin