Blog

Disfruta de nuestros artículos y compártelos con tus amigos

Tags en el tema de "videncia" RSS icon


Las creencias crean nuestra realidad

Las creencias construyen nuestra realidad

Decía Nisargadatta Maharaj: "Cada uno ve el mundo según la idea que tiene de sí mismo. Según lo que crees ser, así crees lo que es el mundo."

Existen en nosotros unos mecanismos de proyección que construimos en nuestra indivicualidad, (muy limitada por cierto) con el material de vivencias y percepciones. las cuales dependen de múltiples factores, como condicionamiento cultural y educacional, creencias, valores subjetivos y las interpretaciones particulares de nuestras experiencias, además de deseos, búsquedas, expectativas, todo ello con una carga de que algo excepcional surja en nuestras vidas.

Solemos confundir la realidad con la que nos identificamos y no vemos las cosas tal y como son. Es como querer hacer el mundo a nuestra medida personal. No nos damos cuenta que nuestras creencias generan  nuestra reaidad y que solo vemos lo que queremos ver, y asimismo, lo que no contraría dichas creencias.

Todo esto viene a cuento de los comentarios o preguntas llevadas a cabo por algunos  alumnos en diferentes cursos que he impartido en varias ciudades, y que cuando menos son curiosos: Ejemplos

"He hecho un curso en el que algunas personas decían ver a la Virgen"

Respuesta; Ningún hindú vería a la Vigen; si acaso a Vishnu, Siva, Ganesha o cualquier otra deidad

Ningún mahometano, budista, etc. ¿Por qué? Sencillamente porque son construcciones culturales.

" He hecho un curso de meditación y algunos decían ver al maestro tibetano"

Respuesta: Y eso que significa? Saldría más económico ver la foto de tal maestro. No confundamos todo ello con evolución y ser un ser muy especial.

"He hecho un Curso de Sananción y podemos curar las enfermedades".

Respuesta: Estupendo, no habrá enfermedad, Ya se pueden visitiar clínicas, hospitales y que todo el mundo vuelva a su hogar contentos y felices. No hay necesidad de seguridad social"

Evidentemente, todo esto en tono jocoso.

Es un deseo de salir de nosotros mismos y ver lo especial.

Si por ejemplo, en las distintas tradiciones, existen los llamados videntes a través de los cuales Dios, o el Espíritu habla o se manifiesta, ¿qué razón existe para que lo haga, con una voz ronca, poco audible, cuando es más sencillo presentarse de otra manera y comunicar el mensaje con claridad y contundencia al mundo sufriente?

Si hay seres inteligentes y más que nosotros, ¿existe alguna ra<ón para que no se presenten y estén ocultándose permanentemente?

No hay razón para tanta credulidad.

 

 


Engaño y necesidad de creer

Engaño y necesidad de creer

Cuando doy algún curso o conferencia, suelen surgir preguntas sobre la vida después de la muerte, los poderes psíquicos, videncia y otras de diversa índole.

 He conocido a famos@s videntes y también la manipulación y el engaño. Es imperdonable jugar con la buena fe de las personas, con su sensibilidad, emociones, su dolor y sus enormes expectativas por conocer que ha sido de sus seres queridos en esa otra dimensión que llamamos muerte.

 En nuestra necesidad de creer y de aferrarnos a explicaciones, solemos aceptar supuestos poderes que van a hacernos entender lo que se nos escapa y asimismo mejorar lo que está lleno de incertidumbre que es nuestro futuro.

 Podría describir infinidad de engaños y falsedades en este resbaladizo territorio pero simplemente quiero hacer mención del descubrimiento de la falsedad y manipulación de esa famosa vidente británica - Anne Germain, y con el equipo de trabajo, conocedor de los pormenores -   que en el espacio televisivo "Más allá de la vida" ha conseguido engañar - de acuerdo con el periódico El Mundo- a los que han intevernido en el mismo, así como en las giras que lleva a cabo por distintas ciudades españolas, en las que en diferentes teatros lrealiza su "show" de vidente.

 Si las pruebas son tan contundentes -como indican- los que han descubierto este fraude, porqué no espabilamos y aprendemos a discernir y al mismo tiempo, la justicia está para castigar el engaño, el fraude y la burla que se produce en aquellas personas que buscan alivio en su profundo dolor por la desaparición de sus seres queridos.

 No todo debe valer en nuestra sociedad.