Lotus or lilly for blog

Img banner es

Blog

Disfruta de nuestros artículos y compártelos con tus amigos

Tags en el tema de "Armero" RSS icon


Todo el mundo que lo desee de verdad puede practicar cualquier estilo de yoga

Entrevista con Esther

Esther Armero es profesora de Ashtanga Vinyasa y Vinyasa Flow en Yoga Center Madrid. En la entrevista de hoy nos cuenta cómo siente el yoga, cómo se formó y nos habla de estos dos bellos estilos de una tradición milenaria. Te invitamos a conocerla un poco mejor.

Pregunta.- ¿Cómo conociste el yoga?

Respuesta.- Conocí el yoga por pura casualidad hace ya 17 años. Siempre había practicado algún tipo de deporte, pero cuando empecé a trabajar tuve que dejarlos de lado porque no disponía de tiempo. Al cabo de pocos años necesitaba volver a realizar alguna actividad que me estirase y me devolviera el tono muscular y una compañera me hablo del yoga y de Yoga Center Madrid, donde ella practicaba porque estaba muy cerca de nuestro trabajo. Fue todo un descubrimiento que me abrió un mundo nuevo, nunca pensé que me pudiese traer tantos y tan valiosos cambios a mi vida.

P.- ¿Comenzaste con el Ashtanga Vinyasa o has probado otros estilos primero?

R.- Comencé practicando Hatha Yoga, serie Rishikesh con sus variantes básicas y avanzadas. Después de 5 años profundizando con distintos profesores, probé Ashtanga.

P.- ¿El Ashtanga Vinyasa es el estilo con el que más te identificas o hay otro con el que te identifiques más? ¿Por qué? ¿Qué te aporta?

R.- Cuando probé el Ashtanga me enamoró su dinámica, la respiración, su fuerza y su fluidez; es, sin duda, el estilo de yoga con el que me siento más identificada. Practicando Ashtanga estoy plenamente conectada con la práctica, sin distracciones, presente en el aquí y el ahora.

P.- ¿Cómo describirías este estilo?

R.-  Ashtanga Vinyasa yoga es un yoga dinámico que sincroniza movimientos y respiración encadenando una postura con otra. Los elementos fundamentales en su práctica son la respiración Ujjayi (profunda y con sonido), las bandas (cierres energéticos) y el drishti (punto en el que se fija la mirada). Es importante aprender el orden de las posturas de forma pausada, añadiendo más a medida que nuestra práctica progrese, respetando siempre el ritmo de nuestro cuerpo.

P.- ¿Cuál es el aspecto más característico del Vinyasa Flow? ¿Por qué?

R.- Vinyasa Flow es también un estilo dinámico, en él las posturas se suceden creando un flujo suave. Todas las posturas que sostenemos con el cuerpo están conectadas a través de la respiración rítmica, aumentando nuestra fuerza y energía. En este estilo se propone una práctica creativa y variada, todas las secuencias tienen una lógica intencionada y en ellas algunas posturas actúan como principales y otras como complementarias.

P.- ¿Qué elemento no puede faltar en una clase de Vinayasa Flow?

R.- No puede faltar la intención que queremos darle a la práctica y la escucha de las sensaciones, la observación interna más que la externa.

P.- ¿Es este estilo un estilo para todo el mundo o crees que es más para un perfil determinado de practicante?

R.- A pesar de ser estilos dinámicos, en mi opinión todo el mundo que lo desee de verdad puede practicar cualquier estilo de yoga, lo importante es empezar de forma gradual adaptando y modificando cada postura para crear una experiencia individual e ir aumentado la dificultad a medida que la práctica y el practicante avancen. Finalmente será cada individuo atendiendo a su personalidad el que decida con que estilo se siente más conectado.

P.- ¿Cómo llegaste a ser profesora de yoga? ¿Fue una elección o digamos que “el yoga te llevó ahí”? ¿Nos puedes contar un poco cómo comenzaste ese camino?

R.- Con el paso de los años mi compromiso con la práctica de Ashtanga se hizo más serio, mi práctica se convirtió en diaria y creció mi interés por profundizar en el mundo del yoga, historia, tradición, filosofía y orígenes de esta práctica milenaria. Por todo ello, me forme como instructora y profesora de Hatha Yoga en Yoga Center (titulación de 500 horas) y realice también la formación en Ashtanga (200 horas) y he continuado realizado distintos workshops con Lino Miele, John Scott , Peter Sanson, Petri Räisänen y Liz Lark , grandes profesores con muchos años de experiencia y conocimiento que siempre son una fuente de inspiración. Desde hace casi 6 años me dedico por entero a la práctica y enseñanza del yoga. A día de hoy continúo aprendiendo y practicando diariamente, la práctica se ha convertido en mi compañera inseparable y me alegra poder compartir con mis alumnos todo lo que voy descubriendo.

P.- ¿Qué deseas transmitir con tus clases? ¿Cuál es tu objetivo con tus clases?

R.- En mis clases trato de despertar la conciencia corporal sintiendo el trabajo realizado y los beneficios obtenidos y trasmitir que iniciar el camino y disfrutar de él, es mucho más importante que llegar a una supuesta meta.