Blog

Disfruta de nuestros artículos y compártelos con tus amigos

Tags en el tema de "compasion" RSS icon


El poder del amor

El poder del amor

No creo que tengamos duda en pensar que lo más importante para el ser humano  es el amor en cualquiera de sus expresiones..Un amor poderoso, acompañado de la sabiduría que le corresponde, puede ser la panacea para curar las enfermedades del mundo, comenzando por las nuestras. Existe un poder curativo en nuestro interior y todo lo que necesitamos es buscar los medios para que se manifieste..

 Todos deseamos seguridad y bienestar tanto para nuestros allegados como para nosotros mismos.y solamente nos queda por cultivar un amor poderoso e imparcal..

¿Qué es lo que hace que nos sintamos dichosos y con sensación de abundancia interior? ¿Qué es lo que hace que nuestras relaciones íntimas y familiares y de amistad sean nutridoras de vida, vitalidad y alegría en vez de un territorio de frustradas expectativas, y recriminaciones constantes? ¿Qué es lo que hace que los niños tienen la sensación que crecen, se sienten protegidos, queridos y que son bienvenenidos y recibidos con cariño, y no con indiferencia? ¿Qué es lo que hace al mundo se sienta "bendecido", un lugar en el que nos sintamos libres de explorar y compartir nuestras vidas y dejar de guerrear, buscar diferencias y que sea el odio y la violencia lo que ocupe nuestro corazón?

El amor fortalece y acrecianta nuestros estados de ánimo psicofísico, la compasión, comprensión, amor y bondad, y el disfrute de nuestra existencia.

 


Meditación y beneficios

Meditación y beneficios -

La meditación es de gran ayuda a muchos niveles que pueden ir desde la relajación al conocimiento que nos brinde la oportunidad de aprender a liberarnos del sufrimiento por medio de buscar la liberación a través de la mente y el "corazón" meditativo.

 

 

La meditación nos permite:

- Erradicar el estrés y obtener una mayor calme

- Explorar la relación mente-cuerpo, conectar con nuestras emociones e incrementar la positividad

- Experimentar la expansión de nuestra realidad interna e ir más allá de nuestros temores y juicios persistentes.

- Buscar el estado de felicidad, entendiendo la dualidad de nuestra existencia y lo efímero de la misma.

- Descubrir y potenciar las fuerzas y energías latentes que nos ayudan a modificar la visión de lo cotidiano.

- El incremento de la atención y concentración generando un mayor poder mental

- Aprender a vivir conscientes y presentes, momento a momento, cultivando la atención en la vida diaria

- Mindfulness - el desarrollo de la atención plena

- Transformar nuestra visión del mundo. saliendo del aislamiento egocéntrico hacia la conexión del otro/a, claridad mental y compasión.

- Ensanchar nuestra visión de la vida y profundizar en el valor y coraje que nos permitar ver las cosas tal y como son, sin el engaño de la mente.

- Mejorar el funcionamiento de áreas cerebrales, mejorando esa "coreografía" neuronal

- El cultivo del amor y compasión


Ni tu ni yo somos los mismos - Historia -.

La realidad es que nada perdura

Parece ser que no nos damos cuenta de la impermanencia de la existencia ya que nuestro deseo es hacer perdurar - imposible - estados de bienestar que no queremos que cambien. Obviamente, una cosa es el deseo y otra la realidad; sin embargo, nuestra mente crea la magia de que eso es posible, es decir, aferrarnos a que no cambie aquello que fervientemente poseemos.

La sabiduría de Buda

Suele contarse que Buda fué el hombre más despierto de su època. Nadie como él comprendió el sufrimiento humano ni desarrolló tanto la benevolencia y la compasión.Se dice que entre sus primos se encontraba el perverso Devadatta, siempre celoso del maestro, empeñado en desacreditarlo y desear, incluso, su muerte.

Cierto día, Buda estaba paseando tranquilamente y Devadatta, escondido en la cima de una colina, le lanzó una pesada roca a su paso.No obstante, la roca no dañó a Buda, quedando solo cerca de él.Así pues Devadatta no consiguió su objetivo.Buda se dió cuenta de lo sucedido, pero permaneció impasible sin perder la sonrisa.

Días después, Buda se cruzó con su primo y le saludó afectuosamente. Muy sorprendido, Devadatta le preguntó:

¿No estás enfadado primo?

-No, claro que no.

Devadatta insistió:

¿Por qué no estás enfadado si sabes que he intentado matarte?

Buda le respondió:

Porque ni tu eres ya el que arrojó la roca, ni yo soy ya el que estaba allí cuando ésta fue arrojada. Para el que sabe ver, todo es transitorio; para el que sabe amar, todo es perdonable.


El altruismo

En una sociedad cegada por el materialismo tiene necesidad de luces que alumbren con una actitud de desprendimiento, empatía y respeto profundo por los seres humanos.

 El altruismo es la esencia de una cultura avanzada en la que los demás participan de nuestro bienestar, siendo ello mutuo.

Madre Teresa, altruismo ejemplar

 El darse uno mismo a los demás sin tener interés personal alguno. La sensación cuando ello ocurre de vez en cuando al ver esa clase de amor y generosidad nos invade una especia de reverencia y sobrecogimiento.

 Hay personas que destacan sobre todos los demás en este aspecto y hacia ellos sentimos gran admiración por sus acciones.

 Podemos ver el ejemplo de la Madre Teresa,  quien a pesar de su pobreza autoimpuesta y su entrega desinteresada a los enfermos y a los más pobres de los pobres ha sido y sigue siendo un referente contrastando con el estilo de vida egoísta de nuestra cultura actual.

Vicente Ferrer, ejemplo a seguir

 Lo mismo debo decir de Vicente Ferrer que entregó su vida a una labor social buscando el bienestar de miles de hindúes desheredados de lo más básico para la subsistencia.

 A través del altruismo sólo hay un beneficiado: el ser humano. El esfuerzo, la compasión, la comprensión, la superación, el compromiso y el entendimiento son bazas fundamentales en nuestro desarrollo hacia la llamada felicidad.

 Esta historia sufí puede ser interesante para recapacitar y transmitirnos un mensaje enriquecedor.

Historia

 " Una anciana solía meditar a orillas del Ganges. Una mañana, al terminar su meditación, vió a un alacrán que flotaba indefenso en la fuerte corriente del río. Conforme el alacrán se acercaba, quedó atrapado en unas raíces que se extendían dentro del río. El alacrán luchaba desesperadamente por liberarse, pero cada vez se enredaba más. La anciana se acercó inmediatamente al alacrán que se ahogaba, quien en cuanto ella lo tocó, notó la intensidad del picotazo del alacrán. La anciana retiró su mano, pero en cuanto recuperó su equilibrio, nuevamente trató de salvar a la criatura.

 Cada vez que ella lo intentaba, el alacrán la picaba tan fuerte que su mano se llenaba de sangre y la cara se le descomponía por el dolor.

 Un hombre que pasaba y vió a la anciana luchar contra el alacrán le gritó: "¿Estás loca"? ¿Quieres matarte por salvar a ese animal? Mirando al extraño a los ojos, la anciana respondió: "Si la naturaleza del alacrán es picar, ¿por qué debo negar mi propia naturaleza de salvarlo?

 Aunque este sea un ejemplo drástico para ilustrar la compasión extrema, seguramente, nosotros hemos sentido en algún momento una llamada interior para ayudar a un extraño, y si hemos actuado bajo ese impulso sin ánimo de beneficio personal, la consecuencia habrá sido una enorme sensación de "haber hecho lo correcto".

 Ahí tenemos una muestra clara de dos grandes ejemplos de amor, compasión y altruismo: Madre Teresa y Vicente Ferrer.


La sabiduría e ingenio de Einstein

La necesidad de la compasión, bondad y perdón

En los métodos de meditación en dirección al bienestar psíquico, se contempla la necesidad de cultivar la compasión y el perdón, que personalmente he comprobado en los muchos cursos impartidos, como los participantes quieren cambiar su vida pero sin tener en cuenta este factor tan destacado.

Muchas veces tenenmos que servirnos de los considerados genios para poder expresar valores ya que por la importancia que les damos, sus palabras e ideas son más escuchadas.

 Quizá no somos lo suficientemente conscientes de lo que nos causa gran dolor, sensación de apesadumbramiento y remordimiento, es el llevar a cuestas acontecimientos del pasado que no olvidamos y que requerirían ser liquidados mediante el perdón, la compasión y el amor, bien sea por el daño que nos haya sido causado o el que podamos haber producido.

 Albert Einstein, al igual que otros muchos científicos y filósofos de todas las épocas, siempre han enfatizado la importancia de la bondad, la compasión y la curiosidad de lo que se presenta en el diario vivir.

Einstein y la sabiduría

Einstein sabía que esta actitud ante la vida conduce a una manera de pensar más clara y una forma más productiva de vivir y trabajar. Nunca cayó en la trampa de creer que el ser duro consigo mismo y con los demás, lleva al éxito. Sabía que esta visión de las cosas con tal actitud surgía debido a que todos tendemos a atribuir el éxito a maneras de proceder "duras" y faltas de compasión, en vez de a las actitudes más razonables y tranquilas, Einstein escribió:

 "Un ser humano es una parte del todo llamado poro nosotros el universo, una parte limitada por el tiempo y el espacio. Se experimenta a si mismo, a sus pensamientos y emociones como algo separado del resto, una especie de ilusión óptica de su conciencia.

 Este estado ilusorio es un tipo de prisión para nosotros, restringiéndonos a nuestros deseos personales y a nuestros afectos hacia unas pocas personas cercanas a nosotros.

 Nuestra tarea debe ser, el liberarnos de esta prisión, ampliando nuestro círculo de compasión a fin de abrazar todas las criaturas vivientes y a toda la naturaleza en su belleza. Nadie es capaz de alcanzar esto plenamente, pero la lucha por tal logro es en si misma una parte de la liberación, y un firme cimiento para la seguridad interior."


El Amor de los Animales (ll)

Continuando con la línea de lo anteriormente escrito, quisiera narrar algunos ejemplos del comportamiento de animales, los cuales nos harán sin duda ser más respetuosos con sus vidas, sobre las que atentamos continuamente, haciéndoles víctimas de nuestra crueldad y egoísmo.

Delfines

Comencemos tomando como ejemplo el delfín, que ha salvado muchas vidas con su inteligencia. Está perfectamente documentado, como durante años, un delfín solía guiar a los barcos a través del denominado French Pass, un canal situado en las islas D´Urville a la altura de Nueva Zelanda, lugar extremadamente peligroso por la abundancia de rocas y fuertes corrientes.delfin

Este delfín se presentaba delante de los buques, saltando y llamando la atención de sus tripulantes para posteriormente guiarlos por dicho canal; esta actividad la estuvo realizando durante un buen número de años y tanto es así, que cuando los buques llegaban a la entrada del canal, lo primero que hacían era localizar al delfín y no proseguían su ruta hasta que éste apareciese.

Otro de los múltiples casos relacionados con delfines le sucedió a una navegante llamada Ivonne Vladislavich. Se encontraba en su yate en medio del océano, cuando repentinamente se produjo una explosión a bordo que originó el hundimiento del barco; a los pocos minutos se vió rodeada por numerosos tiburones. Cuando pensó que su fin había llegado, inesperadamente ve aparecer a tres delfines y ante su asombro, uno de ellos procedió a servirle de boya salvavidas, mientras que los otros dos se desplazaban a su alrededor haciendo círculos, con el fin de protegerla del ataque de los tiburones. Aunque nos parezca increíble, durante más de 200 millas marinas, estos tres delfines no se separaron de esta navegante hasta que finalmente fué recogida por un buque en alta mar.

El Cerdito Salvador

Hay ciertos animales que no gozan en demasía de la simpatía de los seres humanos - como pueden ser los cerdos - y sin embargo, estos omníivoros son mucho más despiertos, listos y sensibles de lo que creemos. Ciñéndome a un solo ejemplo de los muchos que existen, no hace demasiado, los periódicos más importantes de los EE.UU., se hicieron eco de una noticia realmente asombrosa. Una madre acompañada por su hija de 11 años, se fueron a bañar en un lago de Houston; la muchacha sin darse cuenta fué alejándose de la orilla y en un momento dado, el pánico se apoderó de ella comenzando a hundirse. Un cerdo que la familia tenía como animal de compañía al notar la situación en la que la jovencita se encontraba, se introdujo rápidamente en el agua y comenzó a nadar hacia ella; al llegar a la altura de su dueña, ésta se asió desesperadamente al animal, el cual retornó con la muchacha a tierra salvándole la vida.

Tortuga Marina

Y qué decir de una tortuga marina gigante que recogió a una víctima de un naufragio en las costas de Manila, transportándola sobre su "cubierta", algo que se suponía estas tortugas nunca hacen. Las tortugas marinas pasan la mayor parte del tiempo bajo el agua y se dió la circunstancia en este caso, que durante dos días permaneció sobre la superficie sin comer. Cuando el náufrago fué recogido, la tortuga desapareció.

Perros

Hace poco tiempo he visto en televisión dos casos muy llamativos. perrosEn una autopista en Chile podía verse a un perro arrastrando a una persona herida en medio de un tráfico constante. Con un proceder e inteligencia, diría que humana, se veía ese comportamiento heróico por parte del mejor amigo del hombre.

En Irlanda, un perro cuyo dueño había fallecido hace ya unos cuantos años, permanecía al lado de su tumba día tras día.¿No son todos estos animales ejemplo de lealtad y amor?

Albert Schweitzer, Premio Nobel de la Paz

Pienso que las palabras del Albert Schweitzer debieran formar parte de nuestras vidas:

"No debemos permitir nunca, que la voz de humanismo que surge de nuestro interior sea silenciada. Es el amor y la simpatía que todo hombre debe sentir hacia todas las criaturas, lo que le hace ser verdaderamente humano".

Pienso que todo esto podéis compartirlo con vuestros amigos y porqué no, contar estos hechos a vuestros hijos.

 


El amor de los animales

El Amor de los Animales (l)

¿Quién con un mínimo de sensibilidad no considera el sentimiento de amor de los animales, sus muestras de fidelidad e incluso su inteligencia? Creernos el único ser que puebla este planeta dotado con funciones mentales de todo tipo, es pensar igual que en otros tiempos que se consideraba que el sol rotaba alrededor de la tierra. GatoComo plantea el eminente profesor de bioética de la Universidad de Princeton Peter Singer, en tiempos pasados, cuando el pecado se tomaba más en serio que hoy en día dentro de las creencias del cristianismo, el sufrimiento de los animales planteaba un problema particularmente difícil a los pensadores cristianos.

El filósofo francés del siglo XVII René Descartes, lo resolvió mediante el drástico recurso de negar que los animales puedan sufrir. Sostenía que los animales eran simplemente mecanismos ingeniosos y que no se debían tomar sus chillidos y contorsiones como señal de dolor, de la misma manera que no se toma el ruido de un reloj despertador como señal de que tiene conciencia. Es poco probable, que las personas que tienen un gato o un perro, encuentren convincente ese argumento, aunque posiblemente en algunos pueblos españoles con tanta fiesta y tradición dedicada a hacer padecer y sufrir a los animales lo sea.

¡Sólo se me ocurre decir que Descartes aparezca en una nueva reencarnación, con un estado mental parecido al de los animales, y quizá así, se de cuenta de que sufren lo indecible!

La Compasión

Unos discípulos se acercaron un buen día a su maestro y le dijeron, "maestro, ahora comprendemos lo que significa la compasión." Y cómo? les dijo éste, "hemos visto como un cazador mataba a un ciervo indefenso y hemos sentido el amor y compasión por el pobre animal". No habés entendido nada de mis enseñanzas; la compasión teníais que haberla sentido por quien mostró tan poco amor por un ser sintiente.

Estamos condicionados por una cultura que nos hace sentir dueños y señores de todo lo que nos rodea, con derecho a masacrar y matar inpunemente, pensando que esas maravillosas criaturas tan complejas y misteriosas, son meras máquinas u objetos sin sentimientos. ¿No es acaso, hora de despertar y comenzar a reconocer los valores de amor y compasión que expresa los propios animales? La ignorancia, afortunadamente es desterrada en la medida que evolucionamos.