Lotus or lilly for blog

Img banner es

Blog

Disfruta de nuestros artículos y compártelos con tus amigos

Tags en el tema de "Dios" RSS icon


peregrinaje: al encuentro con uno mismo

  Peregrinación

En todas las culturas, la peregrinación es parte importante de las creencias religiosas y reunen a millones de seguidores, los cuales por motivos diferentes sienten gran satisfacción una vez llegada a la meta establecida. Así podemos ver peregrinos a Santiago de Compostela, Lourdes, Fátima, Meca, Jerusalén y concretamente en la India muchos son los lugares y templos hacia los que se mueven millones de devotos,

 Los diez peregrinos

 Esta es la historia de diez pios devotos hindúes que se dirigen a Gangotri en los Himalayas con el ánimo de encontrarse con Shiva y sentiri así la purificación de su interior y poder notar la alegría de la gracia de su deidad, seguramente desparramada por todo su cuerpo y mente.

 Después de un fatigoso mes de andadura, cruzando valles, montañas y ríos, los diez devotos se están aproximando al templo y solo les queda por cruzar el caudaloso y ancho Ganges para cumplir su deseo.

 Con gran dificultad ya que la corriente tendía a  arrastrarlos río abajo, los peregrinos van cruzando el río, y cuando se encuentran en la otra orilla, exhaustos, comentan que afortunados son de estar tan cerca de su adorado templo de Shiva.

 A fin de asegurarse que todos había logrado cruzar el río, uno de ellos comenzó a contar a sus compañeros: uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete, ocho y nueve. !Al terminar de contar, muy sobresaltado le hizo saber al resto de peregrinos que uno de ellos se había perdido en el río.!

- Cuenta ahora tú, le dijo a otro de ellos -. Así lo hizo éste, uno, dos,.... y así sucesivamente hasta contar hasta nueve.

 Ante la alarma causada entre todos ellos, el resto de peregrinos fué contando y al ver que uno de ellos había desaparecido, comenzaron a lamentar su pérdida.

 Obviamente, cada uno de ellos cuando contaba, iba contando a los demás y nunca así mismo.

 Esto nos ocurre en la vida cotidiana. Contamos permanente todo lo externo y nunca contamos al Sí mismo o Ser interior que anida en nosotros.

 

 


Cerebro y místca

Ansia de saber

La información que poseemos hoy en día, no tiene parangón en la historia de la humanidad. La infinidad de tendencias en filosofía, neurociencia, física y todo tipo de ciencia del conocimiento humano se ven irradiadas hacia nuestra sociedad en todos los campos del saber, intentando dar respuestas al misterio de la existencia.

 Hay algo que a todos nos fascina en nuestra ansia por saber y, es el conocimiento de uno mismo. Que es lo que nos hace humanos, porqué pensamos de una manera u otra, porqué se dan acontecimientos no deseados, a que se debe tanta incertidumbre, por qué hay experiencias, sensaciones, sentimientos que surgen inesperadamente. A qué se deben mis estados mentales y deseos de creer en algo y porqué razón llegan a producirse experiencias de naturaleza mística o cuasi mística. La vida en definitiva está lllena de interrogantes y pocas respuestas claras.

 Vayamos pues hoy por una vía muy actual basada en estudios del cerebro y dejemos de lado cualquier tipo de creencia personal o religiosa, y de esta manera podamos acercarnos a estas conclusiones científicas con una mente más objetiva.

El engaño del Cerebro

Según los datos mas actuales en las investigaciones del cerebro y su comportamiento, nos hacen ver que la inmensa mayoría de nuestros actos, pensamientos, sentimientos y creencias, son inconscientes y sólo una diminuta parte es producto de lo que llamanos conducta consciente o volición, y que incluso, la construcción de nuestro "yo", es una construcción engañosa de nuestro cerebro y, que incluso éste, tiene una magnificada capacidad para fabular, engañar y sobre todo generar alucinaciones que acaban tomándose como realidades.

 A este respecto, ya he comentado en ocasiones anteriores las impresionantes obras de Oliver Sacks, Ramachandra, e incluso la obra del Dr. Rubia, "El cerebro nos engaña".

Cerebro y trascendencia

 Hay estructuras en nuestro cerebro, las cuales según las investigaciónes de reconocidos neurocientíficos, su activación produce la sensación de trascendencia o unidad con la divinidad y estos estados se han dado en todas las culturas y todas las épocas.

 Entre otros aspectos, algunos de los datos que aportan estas investigaciones, se enfocan en el hecho  de que en el sistema límbico. y de manera especial el lóbulo temporal, se albergan dos estructuras importantes, el hipocampo y la amígdala, cuya activación y estimulación producen sensaciones de trascendencia y estados similares al éxtasis.

Obviamente, no es este el mejor lugar para explicar la anatomía de estas regiones a fin de comprender mejor sus funciones, pero al menos si debemos considierar que el cerebro es cuando menos "el portador material de las funciones de la mente", como nuestro gran amigo el Dr. Rodriguez Delgado definió con gran acierto.

 Poor lo tanto, estas àreas cerebrales - según los neurocientíficos - son las responsables  de las experienciias relacionadas con sensaciones de felicidad poco comunes, alegría, paz, la trascendencia de la dualidad sobre todo entre sujeto y objeto,  la desaparición del tiempo y el espacio, la disolución del sentido del yo y otros estados de inefabilidad.

Culturas y éxtasis

 Estos estudiosos del cerebro afirman por lo tanto que en las diferentes culturas han hablado de lo mismo con nombres diferentes. De esta manera, tenemos el Satori en el budismo zen, Samadhi en el yoga, Nirvana en el budismo, Moksa en el hinduismo, Espíritu Divino en Plotino, el Éxtasis de S. juan de la Cruz y Sta Teresa. e incluso podemoso citar el Evangelio según S. Lucas que dice: "El Reino de los cielos está dentro de vosotros".

¿Es el Cerebro Todo?

¿ Qué más se puede decir? Pues nada; entonces busquemos en nuestro cerebro y hagamos de éste nuestra exclusiva religión. Así que Dios es nuestro cerebro y nuestro cerebro es Dios. Cuidémoslo por si acaso, no sea que ese kilo y medio que transportamos por el sendero de nuestra vida limitada nos obligue a pensar algo así:

No te olvides que lo inabarcable soy yo; no ote olvides que lo infinito soy yo; no te olvides que el universo soy yo.

 La ciencia nos ayuda a desenmascarar engaños y a comprender con mayor razonamientro y a eliminar falsas creencias, pero tampoco puede erigirse en un nuevo representante eclesial que imparta doctrina.

Todos queremos conocer la verdad o verdades y la exposición de conclusiones requiere tacto, rigor, tolerancia y comprensión del territorio limitado en el que todos nos movemos.

 Se puede observar -como se aprecia en uno de nuestros programas aquí representados con nuestros prestigiosos colaboradores, -donde temas de extraordinario valor sobre Cerebro, Mente, Conciencia, Salud y Espiritualidad, son frecuentemente tratados por nosotros.

Sed de ser

 Una cosa es la expresión de la Realidad a través de algo y otra cosa es que ese algo se considere la Realidad última. La bombilla sólo manifiesta la invisibilidad de la electricidad.

 Creo que no puedo terminar mejor estas líneas que con las palabras de D. Miguel de Unamuno, llenas de sentimiento y ambición del conocimiento metafísico:

 "El universo visible me viene estrecho.... Más, más y cada vez más; quiero ser yo y, sin dejar de serlo, ser además los otros , adentrarme en la totalidad de las cosas visibles e invisibles, extenderme a lo ilimitado del espacio y prolongarme a lo inacabable del tiempo. De no serlo todo y por siempre, es como si no fuera... ¡O todo o nada!... ¡Sed de ser, sed de ser más allá!

 


Reflexiones sobre el privilegio de Dios (2)

¿Construye el cerebro nuestras creencias?

Siguiendo con las reflexiones anteriores, debo decir que exceptuando posiblemente a los buscadores profundos de la Verdad inmutable, que no están adscritos a dogmas, ni se sienten en posesión de su verdad, sino inundados de una explosión cósmica y universal, que no es monopolio ni patrimonio suyo, y que entienden es el derecho de nacimiento de todos, independientemente de raza, credo o religión; ¿nos damos cuenta que los seres comunes con poco y ningún discernimiento, creamos un Dios similar a nuestra forma de pensar o a la construcción de un ideal muy ligado a la cultura en la que nos hemos educado?,  ¿reparamos acaso, que las ideas que poseemos son el producto de creencias que nos han sido trasladadas a base de modelos de realidad preconcebidos y de acuerdo con ellos, configuramos una fe u otra en nuestra psique?

Muchos caminos hacia una sola verdad

 Los musulmanes creen en Alá y su profeta Mahoma, los hindúes en Krishna, Rama, Siva o Vishnu, los cristianos en el Padre o Jesús y naturalmente que todas las religiones tienen su teología o filosofía de búsqueda y hablan de la existencia de un solo Dios, aún cuando la forma de referirse a El pueda cambiar. Sin embargo entre ellas se disputan la Verdad Universal, confundiendo los medios con el fin, creando conflicto, división, enemistad, disputas, ya bien sea dentro de sus propias fes o fuera de ellas. Quizás, muchos son los camino y una la verdad.

 ¿Podemos reflexionar al menos con cierto desapasionamiento, acerca de lo que significa la frase:"Creo en Dios" ? ¿No es esto una idea o concepto creados por nuestra mente?

¿Creación del pensamiento?

 Cuando visitamos una iglesia y nos arrodillamos a rezar, en realidad estamos adorando o dirigiéndonos a algo que ha creado el pensamiento, lo cual significa de modo muy sutil, que nos estamos adorando a nosotros mismos en la forma de la idea o imagen que tenemos de Dios. Podrá parecer esto una afirmación atrevida cuando menos, pero es un hecho evidente.

 El pensamiento crea el símbolo con todos los atributos de ese símbolo, sea este romántico, o lógico y sensato; habiendo creado el símbolo, nos aferramos a él, le profesamos amor y nos volvemos intolerantes hacia cualquier otra cosa.

 Haciéndome eco de las palabras del gran pensador que fué Krishnamurti ...."Creamos entonces la barrera de "mi creencia" y "mi religión" en desacuerdo con "su creencia" y su "religión", sin considerar que tanto en un caso como otro, es la fabricación del pensamiento ...."

No existe el monopolio de Dios

 Cuando un grupo de personas comulga con unas ideas o creencias, se configura algo así como "nuestra religión", formándose una conciencia colectiva con mayor o menor convicción grupal. Empiezan a colocarse etiquetas diversas, y resulta que sin darnos cuenta, Dios viene a ser un cúmulo de ideas, sin llegar nunca a su experiencia directa, trascendiendo la dimensión del pensamiento, tiempo y espacio.

 Supongo que Dios no concede privilegios a unos cuantos, ni nadie puede arrogarse su posesión, ya que de ser así, habría que pedirles responsabilidades a aquellos que se consideran sus representantes en la tierra, por todo lo que aquí sucede.

 Dios tiene que dejar de ser una idea, un pensamiento, una creencia, una etiqueta, una imposición para cuando menos transformarse en una experiencia directa en cualquier ser humano. ¿Acaso cuando amamos a alguien, necesitamos intermediarios para que amen o interpreten por nosotros? El amor, brota como el agua en una fuente y hace la tierra del corazón y el sentimiento fértil.

Descubriendo el misterio sin fronteras

 El priivilegio de Dios, seguramente se hace patente en los que se sumergen en su propio interior y descubren el misterio de su propia dimensión sin fronteras. Y si no, que se lo pregunten a quienes lo buscaron, no en el cielo o en los templos y sí en su propio corazón: "San Juana de la Cruz, Santa Teresa, Ib Arabi, (místico sufí, nacido en Murcia (1165-1240) y todos los sabios de todas las tradiciones sin excepción." No sólo el agua de un lugar sacia la sed. Posiblemente, muchos son los caminos pero una sola la Verdad.

 Que la rana sepa, que aparte de su pozo limitado, existe el océano de lo infinito.


Reflexiones sobre el privilegio de Dios (1)

Estoy seguro, que os preguntáis igual que yo, cuando analizamos y profundizamos sin prejuicios, de qué manera los seres humanos empleamos nuestras facultades intelectivas. La verdad, es que no creo que nos tomemos la molestia de hacerlo, puesto que estamos inmersos en la irracionalidad más animalística de luchas fratricidas en nombre de ideales que separan, guerras, disputas y caos permanente, tanto en nuestro propio interior como su reflejo externo que es la sociedad.

 Conformándonos en convencernos de que la naturaleza humana es de esa manera y no hay nada que podamos hacer para transformarla y hacer de la tierra un paraíso, incapaces de encontrar en esta vida la perfección y dicha que buscamos denodadamente, trasladamos nuestros deseo de plenitud e inmortalidad hacia una supuesta existencia eterna, donde disfrutaremos de lo que llamamos Dios. quien aguarda como juez, pendiente de acogernos en su seno o bien rechazarnos - siendo lo más curioso de esta idea, que las razones para gozar de la eternidad o sufrirla, parece ser que sólo las conocen,  aquellos que las pregonan y se ponen en el "lugar de Dios", explicando sus misterios, designios y legislando en su nombre -.

 Si somos medianamente observadores, comprobaremos que la palabra Dios, es el vocablo más usado y sin duda el menos comprendido. Se utilizan todo tipo de razonamientos, conceptos y argumentos, sin que caigamos en la cuenta, de que el Dios del que los seres humanos hablamos, está hecho a imagen y semejanza de la proyección de nuestros deseos, pensamientos, conveniencias, temores, esperanzas, construcciones culturales y tantas concepciones más que se puedan imaginar; de lo que no hay duda, es que ese Dios, está aprisionado y confinado en la estrechez de nuestra individualidad.

 Me inclino a pensar que en los límites de los patrones de pensamiento humano se reflejan aspectos en los que no puede tener cabida lo perenne y sin embargo, puede haber mecanismos para despertar y transmutar una "Energía", en estado latente. No entran aquí disquisiciones filosóficas, ni credos, ni verdades que tienden al reduccionismo. Posiblemente, la Conciencia sin Fronteras, de la que habla Ken Wilber.

 Distintos dignatarios, jerarcas e iluminados de diversas iglesias en el mundo, creen tener el "privilegio de Dios", creyéndose sus representantes, como si tuvieran acceso a lo Divino, -¿y si la divinidad estuviera en todo -?, pensando ellos, en su cortedad mental, que tal Dios está de su lado, regulando así en su nombre, conductas, vidas, pensamientos, erigiéndose  al mismo tiempo en conocedores de una dimensión Suprema y Eterna, que a todos aquí se nos escapa, y colocando a su Dios en el límite más absurdo del partidismo humano, sin reparar que si utilizamos el término Omnipresencia, su sentido o significado no es otro, que todo está impregnado de su presencia; toda la Creación y todo lo creado - y no meramente una mancha diminuta en el vasto océano espacial que llamamos tierra -. ¿Es que acaso Dios - supuestamente lo más ilimitado, tiene que estar limitado a un sinfín de creencias y situarlo en un lugar o ya bien en una iglesia, templo, mezquita o sinagoga?

  Dios tan partidista El, ignorando el resto de su Creación, les concede el privilegio de ser sus elegidos, como un padre caprichoso, y deshereda tanto en esta vida como en el más allá a los que no son considerados sus súbdiitos o fieles.

 ¡ Me parece una absoluta irracionalidad, dentro del razonamiento sobre Dios,  colocarlo de un lado u otro, de acuerdo con nuestro limitado, fanático, interpretativo y sectario entender!

  Sigue en (2)


Dios

¿¿¿¿ DiOS ?????

Dios. ¿Quién es Dios? ¿cómo es Dios? ¿Dónde está Dios? La verdad es que ni idea. Quizá una construcción humana, quizá un deseo de inmortalidad. Sin duda una creencia plagada de elucubraciones, conceptos, proyecciones, emociones, recuerdo, historia, imaginación, fe, necesidad, devoción y una miríada de pensamientos, reflexiones. disputas, desacuerdos, partidismos, construcciones culturales, fanatismo, sectarismo.

En la necesidad de buscar conductas humanas distintas, nos transferimos la grandeza de cultivar cualidades o virtudes que denominamos "divinas": Amor, humildad, devoción, y todo ello en favor de algo "ausente" - no sabemos donde se encuentra - y que desde la finitud de nuestra existencia, lo trasladamos como ideal a lo eterno - por supuesto, gran paradoja y contradicción, ya que, ¿como lo finito se convierte en eteno e infinito?

Bueno, en realidad lo dejo para los teólogos y que sus cerebros sean estudiados por los neurocientíficos y que nos indiquen, por qué una creencia subjetiva y personal tiene que trasladarse a toda la humanidad y hacerla universal.

 

Decía Tagore (1861-1941): "Dios ha creado al hombre y el hombre para agradecérselo ha creado a Dios"

Swami Muktananda: Dios es una creación de la mente humana"

 todas las religiones se disputan el "monopolio de Dios". Solo el suyo es el verdadero y su camino único. ¡Hay que ver lo que hace un kilo y trescientos gramos - entiéndase cerebro -; tan poco peso y cuantas ideas de grandeza que se nos esfuman en la dualidad y en lo efímero que nos toca vivir!

 Si nos atenemos a la etimología de la palabra Dios, podemos seguramente retroceder hasta el sánscrito "div" que significa "brillar" y que más tarde se transforma en "dyaus", dios, "deivos", hasta llegar al latino divus. El proverbio latino que dice: "Sol lucet omnibus" - "el sol brilla para todos", da idea de esa totalidad luminosa y casi siempre en pugna continua, en casi todas las religiones, con la figura del Diablo, cuya etimología, por su parte, retrotrae a "diaboli", que en griego implica "desavenencia", "desacuerdo", "calumnia".

 Menos mal que nos queda todo el universo con sus miles de millones de galaxias, sistemas solares, planetas y toda la multiplísima manifestación del Cosmos.

 El ser humano tiene sed de saber y de inmortalidad. El misterio de nuestra existencia sigue...Dios, Totlidad, Feloicidad Plena, Inmortalidad. De momento es un deseo.  Todo está por resolver y desentrañar.

 


la feria mundial de las religiones

Antony MelloComo antesala o preámbulo a un artículo que he escrito y que titulo "El privilegio de Dios", y que pronto aquí aparecerá, quiero contar una historia que pertenece al sacerdote jesuita de origen hindú, Anthony de Mello, (1931-1987) y tomada de su libro "El canto del pájaro".

"Mi amigo y yo fuimos a la feria. La Feria Mundial de las Religiones. No era una feria comercial. Era una feria de la religión. Pero la competencia era tan feroz y la propaganda igual de estruedosa.
  En el stand judío, nos dieron unos folletos en los que se decía que Dios se compadecía de todos y que los judíos eran su pueblo elegido. Los judíos. Ningún otro pueblo era tan escogido como el pueblo judío. 
  En el stand musulmán, supimos que Dios era misericordioso con todos y que Mahoma era su único profeta. Que la salvación se obtiene escuchando al único profeta de Dios.
  En el stand cristiano, descubrimos que Dios es Amor y que no hay salvación fuera de la Iglesia. O se entra en la iglesia o se corre el peligro de la condenación eterna.
  Al salir pregunté a mi amigo, "¿qué piensas de Dios?. "Que es intolerante, fanático y cruel", me respondió.
 Cuando llegué a casa le dije a Dios, "¿Cómo soportas estas cosas, Señor? ¿No ves que han estado usando mal tu nombre durante siglos?
  Y me dijo Dios "YO NO HE ORGANIZADO LA FERIA. INCLUSO ME HABRÍA DADO VERGÚENZA VISITARLA"

Debate. Ciencia y Religión

Debate Richard Dawkins y Arzobispo de Canterbury

 Adentrándome en un impresionante "duelo dialéctico" entre el zoólogo y biólogo evolucionista Ridchard Dawkins y el Primado de la Iglesia Anglicana, el Arzobispo de Canterbury realizada en la Universidad de Oxford, me vi transportado al mundo de la razón, la dialéctica inteligente, el planteamiento de la búsqueda de respuestas sobre la historia y condición de los seres humanos.

 Diálogo o debate entre la ciencia , y la evolución, representadas por Richard Dawkins, y la "los designios de Dios" representados éstos por Rowan Williams, Arzobispo de Canterbury y moderado por el fiósofo Anthony Kenny, me hizo envidiar la apertura y cultura inglesa - de la que he bebido y alimentado -  en la que posibilita el encuentro de posturas tan divergentes entre un ateo y un religioso ante un público refinado, exquisito y culto.

 

Argumentando sobre la Evolución,Ciencia, Ateísmo, Religión, Dios......

Fueron muchos los temas tratados de forma magistral entrne ambos "contendientes" pero centrándose fundamentalmente en la naturaleza de los seres humanos y la pregunta complleja sobre sus orígenes.

Cada uno de ellos fué exponiendo aspectos relacionados con la evolución, la fe, el alma, el origen de las especies, la creencia, la negación de Dios, el universo, y tantísimos más temas de gran envergadura biológica,histórica, filosófica, teológica y científica.

 Richard Dawkins, defensor de la evolución, gran biólogo, brillante orador, polemista, se declara ateo, defensor a ultranza de esta postura, autor de numerosos libros que gozan de gran difusión, "El gen egoísta". "Escalando el monte improbable", "Destejiendo el arco iris", "El cuento del antepasado" y "El espejismo de Dios" entre otros.

El Arzobispo de Canterbury, Rowan Willians, enseña teología y filosofía tanto en Oxford como en Cambridge, hombre enormemente culto, goza de gran prestigio tanto por su posición como por su altura intelectual.y religiosa. Por cierto, y como curiosidad, diré que en Marzo tomarán posesión como nuevo Arzobispo, Justin Welby.

 El acercamiento a intentar descifrar la naturaleza de los seres humanos - de todos nosotros, por supuesto -, el origen de la especie humana, los orígenes de la vida en la tierra y el origen del universo.

 Ante todos estos temas tan intrincados y con toda seguridad difíciles de desentrañar, aunque especulemos desde distintas áreas del saber, a mi sólo se me ocurre decir en compañía del filósofo Sir Anthony Kenny:

 Ante todo esto, yo estoy aquì como representante de la ignorancia.

No obstante, gracias a ambos por su altura y apertura intelectual.