Lotus or lilly for blog

Img banner es

Blog

Disfruta de nuestros artículos y compártelos con tus amigos

Tags en el tema de "prana" RSS icon


Respiración y Pranayama

respiración

Es curioso como nuestra medicina pone especial énfasis en conocer la enfermedad - lo cual como es evidente, es imprescindible - pero sin embargo, falta instrumentar la potenciación de la salud en base a que no toda curación o sanación provenga permanentemente del exterior y no de las energías y posibilidades que todos tenemos.

Sabemos acerca de la anatomía del sistema respiratorio, de las enfermedades respiratorias - todo lo cual es necesario, y nunca ha habido tantos avances en la ciencia médica como en la actualidad - pero una vez más, no estudiamos como la respiración está íntimamente conectada a nuestros estados de ánimo o como la respiración es la puerta que se abre para controlar el sistema nervioso autónomo y como método para vencer la depresión, la ansiedad y el insomnio.y en otro plano despertar la conciencia espiritual.

Yoga y pranayama

En realidad, la técnica más interesante y efectiva del Yoga viene a ser las prácticas de pranayama que incrementan la energía vital. Tanto es así, que la respiración yóguica es inequívocamente la llave maestra para el logro de una buena salud psicofísica.

Mejora la digestión, circulación, ayuda a combatir las fobias y el estres, el cual suele agravar todo tipo de desarreglos o enfermedades.

Los muchos textos del Yoga,  - entre los que se encuentran el Hatha Yoga Pradipika, Shiva Samhita, y Gheranda Samhita - explican múltiples técnicas de enorme efectividad que son utilizadas para potenciar el estado de bienestar y sobre todo para controlar la mente y en último extremo ir más allá de los vrittis que condicionan la temporalidad individual.


Curso de Pranayama

Curso de Pranayama

 La ciencia de la vida es en realidad la magia de la respiración, gracias a la cual existimos. En la geografía del Yoga no existe método más beneficioso que el pranayama. Sus múltiples técnicas son absolutamente indispensables para la evolución en nuestra existencia, tanto para el cuerpo como para la mente, así como para despertar nuestra energía espiritual en estado latente.

Este Curso de Pranayama va a explorar muchos de los sistemas tracicionales al igual que otros muchos que por su riqueza y efectividad harán del praticante un experto  en la ciencia de la respiración.

Curso muy especial por sus características y altamente recomendado para instructores y profesores de Yoga, que sin duda necesitan profundizar en los pranayamas avanzados.

Algunos de los contenidos son los siguientes:

Pranayama y salud psicofísica.   *Prana y sus efectos en pranayama   *Efectos del pranayama sobre el cerebro y el sistema nervioso.   ^El propósito de la retención y como aplicarlo adecuadamente.   *La importancia del uso de bandhas y kriyas durante y antes del pranayama.   *Descripción de los pranayamas clásicos con todo detalle.   * Pranayama y el despertar de la kundalini.   *Postura y pranayama. Pranayamas de acuerdo a distintas tradiciones yóguicas.   *Propósitos diversos del pranayama.   *Svara Yoga.   ^Pranayama y chakras. *Como realizar los pranayamas y sus beneficios. Guía para una práctica sistemática e intensa diaria. Muchos más....

 


Pranayama

Pranayama

De acuerdo con el Yoga. notamos que la respiración se acelera y, para que los pensamientos se produzcan, se manifiesten, se proyecten, requieren de energía. A tal energía, los yoguis la denominan prana o fuerza vital. Lo mismo sucede con respecto a la vida en nuestro cuerpo, la cual se manifiesta a través de la respiración y, que los yoguis consideran es la expresión física de la energía sutil o invisible, al igual que la luz en una lámpara es el efecto de una causa que llamamos electricidad.

 Los grandes yoguis siempre han considerado la enorme importancia de la práctica de pranayama ya que la respiración y la mente están íntimamente vinculadas. (Suami Chidananda en la foto)

 

Conexión respiración y mente

Cuando estamos enfadados notamos como la respiración se acelera y, cuando nuestra mente está calmada, nuestra respiración reduce su velocidad. Los yoguis entendieron este proceso y desarrollaron una serie de técnicas con el fin de controlar la respiración y así poder acceder al control de la mente.

Estas técnicas son denominadas pranayama que por regla general podemos traducir como "control y expansión de la respiración".o bien, "extensión de la energía de la vida".

Swami Rama investigado en laboratorio.

Muchos son los métodos de pranayama tradicionales y modernos que a través de retenciones prolongadas a pulmón lleno y vacío, acompañadas oir banhas o cierres, visualizaciones, repeticiones de mantras y mucho más, son desarrolladas por serios practicantes yóguicos.

Podemos ver como en los aforismos de Patanjali, el control de la respiración constituye el cuarto punto. En realidad en ese texto del yoga clásico no se prescribe una técnica específica ya que los métodos elaborados del pranayama aparecen más tarde en las prácticas de los adeptos al Hatha Yoga.

Control del prana para entender y controlar la mente 

Al igual que otros practicantes del movimiento tántrico - del cual el Hatha Yoga forma parte - entendieron que debían explorar "esa energía sutil contenida en la fisiología oculta del cuerpo etéreo- y, de esta manera modificar el estado de la mente. Tanto es así que nos encontramos en textos diversos con este sutra. "Prana chita vritti nirodah" (Prana es el control o cesación de los pensamientos de la mente). Es decir, que a través del prana y su control, llegamos a trascender la propia mente

Observamos con curiosidad a través de nuestra experiencia en la práctica y enseñanza de Yoga, como la mayoría de las escuelas o métodos de yoga contemporáneos dejan en un segundo plano, la enseñanza de pranayama, una de las más poderosas herramientas, al igual de la finalidad o meta última del Yoga.

Este énfasis es un tanto problemático ya que genera un gran reduccionismo y distorsión de la herencia y tradición yóguica.

La práctica de pranayama es quizá el método más enriquecedor en las técnicas del Hatha Yoga y sus beneficios psicofísicos son realmente de incalculable valor.


La respiración y el alma

Prana

Para conseguir sus saludables objetivos, nuestro organismo asocia dos sistemas: el respiratorio propiamente dicho y el circulatorio, que juega el papel de transportador de gases y, desde el punto de vista espiritual, encarna esa energía invisible  - de la que no hay referencia en occidente -, que viene con el prana.

Kábala y respiración

 Los pulmones están divididos en varios lóbulos por cisuras profundas: el izquierdo posee dos lóbulos y el derecho tres Como dice mi buen amigo y gran especialista en la Kábala, Mario Satz, esta simple numerología ha llamado la atención de muchos médicos kabalistas como Bonastruc, de Porta o Majnámides de Girona, ya que la cifra 3-2, o pare el caso 32, está en estrecha relación con los Senderos de la Sabiduría y el corazón y según hemos visto, es el sistema circulatorio - del cual el corazón es el motor - el que constituye el polo carnal de la respiración. En otras palabras: que mientras el pulmón es yin "lunar", el corazón es "yang" y solar.

Los Padres del Desierto, sostenían que lo que el pulmón recibe - en su caso del Espíritu Santo - el corazón debe devolverlo. El primero es el órgano de la contemplación, idea que por sipuesto, no es ajena al pranayama practicado en los diferentes sistemas de Yoga. El segundo, es el instrumento del amor y del conocimiento crónico.

La respiración y la concencia luminosa

Desde la más remota Antiguedad, en la India se ha practicado el pranayama o el arte y ciencia de la respiración. Podemos decir que Patanjali - teórico y filósofo a quien se le asigna la compilación de los Yoga Sutras - sostenía que "la respiración ayuda a la de los movimientos inspiratorios y espiratorios (normales)" con el fin de provocar estados de conciencia luminosos.De manera que, y Patanjali no fue el primero ni el último en pensarlo así, nuestro desarrollo espiritual está íntimamente ligado a nuestra respiración. Por ello, educando el ritmo respiratorio, se puede liberar a la conciencia de sus propios límites.

El impulso de la respiración al encuentro del Espíritu

Nicéforo el Solitario, un monje ortodoxo griego del siglo XVIII  anotó: "En cuanto a tí, según te he dicho (aconseja a su discípulo) , siéntate, reconcentra tu espíritu, introdúcelo en las fosas nasales , pues ese es el camino que toma el hálito para ir al corazón. Impúlsalo luego y, fuérzalo a descender a tu corazón junto con el aire que inspiras. Y cuando esté allí verás la dicha que resulta: no tendrás nada que lamentar. Y así, como el hombre que vuelve a casa después de una larga ausencia, es posible experimentar la misma alegría de quien se encuentra con sus hijos y con su esposa. De este modo cuando el espíritu se ha unido al alma, desborda de una alegría y deleite inefables. Hermano mío, acostumbre, pues a tu espíritu a que no se impaciente por salir. Al comienzo estará falto de celo, pero muy pronto descubrirá que quiere decir aquello de "el reino de los cielos está dentro de vosotros".


Yoga, prana y respiración

Prana y Pranayama

En la práctica del Hatha Yoga, hay dos aspectos de capital importancia.El primero es el concepto de Prana o energía, y que en otras culturas asiáticas como China y Japón, reciben nombres como Chi y Ki, respectivamente.

 Desde el punto de vista hindú, Prana es la energía o fuerza que anima a la materia, moléculas, células, átomos, gravedad, electricidad,  y se manifiesta asimismo desde el pensamiento hasta la más ínfima fuerza física, por lo que se considera que todo lo que existe en el Universo, está impulsado por el Prana (no confundir con el concepto que podamos tener de espíiritu, alma, conciencia). Se considera que el Prana se absorbe a través de la respiración, pero no está formado por ningún componente del aire. Se le puede denominar como energía sutil.

 El segundo aspecto, es la ciencia de la respiración o Pranayama que a través de múltiples ejercicios respiratorios se absorbe el Prana, que dota de vigor, energía, vitalidad y acceso a la mente para ganar su conocimiento y control.

Respiración, Mente y Cuerpo

 Si tuviésemos que profundiza más, habría que hacer mención que de acuerdo a la práctica de Pranayama, tal y como lo explican textos tradicionales del Hatha Yoga, tales como el Hatha Yoga Pradipika, Gheranda Samhita y Siva Samhita, purificando los denominados nadis o nervios astrales, explicados dentro del contexto de la fisiología esotérica, se llegaría a despertar la por todos conocida Kundalini.

 Hay una íntima relación entre el cuerpo, la mente y la respiración. Cuando estamos inquietos, alterados, enfadados, agitados, enseguida observamos como ese estado mental tiene una repercusión directa sobre la respiración, acelerándola y produciendo reacciones múltiples en la fisiología corporal. Por otro lado, podemos notar que cuando la respiración fluye de manera sosegada y tranquila, enseguida nos damos cuenta que nuestra mente refleja un estado de calma, sosiego y equilibrio.

 Son muchos los métodos de Pranayama a los que le concedo una enorme importancia por sus grandes beneficios psicofísicos y que también utilizo para tratar y ayudar a personas  que  requieren un mejoramiento general de su estado físico y mental.

 Además de lo arriba mencionado, que podría extenderse para un tratado específico de Prana, Pranayama, Respiración y sus innumerables beneficios, indicar que para cualquier práctica, se requiere una enseñanza sistemática y como todo, proveerse de paciencia y cierta disciplina. Uno comienza aprendiendo el alfabeto, después con las letras formamos palabras, a continuación frases, y por último escribimos una novela.

Tres respiraciones básicas

 Empecemos pues por la práctica sencilla de la respiración yóguica, la cual produce beneficios inimaginables. Comienzo describiendo los tres tipos de respiración básica, para pasar posteriormente a la respiración completa o yóguica:

 Respiración abdominal: El aire se dirige hacia el abdomen y al descender el diafragama,- músculo principal de la respiración-, el abdomen se hincha como un globo (podemos situar una mano para ser más conscientes de ello) y al espirar también lenta y profundamente, el abdomen se deshincha y desciende.

 Respiración media o intercostal: Dirige el aire hacia la parte media del tórax y la región intercostal notando su apertura y expansión y al espirar, las costillas y el pecho vuelven  a su posición inicial.

 Respiración clavicular: Dirige el aire hacia la parte superior o clavícular- el ápice de los pulmones-, hacia la parte más alta del tórax, notando como toda esa región se abre  y al expulsar el aire, los hombros y las clavículas vuelven a su posición inicial.

 Respiración yóguica o completa:

  Dirige el aire primero a la zona abdominal, después, de manera continuada y sin interrupción, a la zona media e interconstal y finalmenta a la zona clavicular o alta. Debe efectuarse con atención, de forma relajada y continuada, sin saltos o espasmos, siempre con comodidad y de acuerdo a las posibilidades de cada uno.

 La expulsión, puede ser llevada a cabo por el mismo orden, abdomen, zona intermedia y zona alta, aunque a veces no es preciso seguir una regla fija ya que se enseña de otras maneras diferentes en distintos estilos o métodos, que eligen iniciar la expulsión en sentido inverso, es decir, expulsando primero el aire de la zona clavicular, luego de la zona intercostal, y por último de la zona abdominal.

 La respiración es el mejor de los alimentos y el mejor tónico para la salud y el bienestar. '! Practica¡ No tiene efectos secundarios. Te garantizo, que en tanto en cuanto respires, no morirás nunca....

 

 

 


Respiración y prana

Respirar es vivir, vivir es respirar

Respirar es vivir, vivir es respirar, máxima por la que se rige nuestra existencia. Sin embargo, este vivenciar el cuerpo, la mente y el mundo percibido,  es cuestión de energía, vitalidad, y salud psicofísica, todo ello íntimamente relacionado a la calidad de la respiracíon.

Respiración, vínculo mente-cuerpo

La respiración es una función autonómica - o esencialmente automática - pero que al mismo tiempo podemos cambiarla y hacerla voluntaria modificando su ritmo y profundidad. El cambio de la frecuencia respiratoria, puede a su vez reducir o incrementar la actividad del sistema nervioso simpático, ya bien disparando los mecanismos de lucha o huida", o bien producir una respuesta de relajación. Aquí, ya podemos observar, como controlando nuestro sistema respiratorio se pueden transformar los estados de tensión y agitación e inducir los estados de equilibrio y relajación, lo cual es fundamental para darnos cuenta del vínculo existente entre mente y cuerpo.

Respiración y salud

La habilidad para influir en el funcionamiento del cuerpo por medio de la respiración es estudiada y practicada en clínicas diversas. Cuando estamos bajo la influencia de un gran enfado, se nos recomienda "hacer unas respiraciones profundas". Personas bajo un estado de dolor crónico, se les enseña técnicas respiratorias específicas a fin de disminuir el malestar.

En investigaciones llevadas a cabo en distintos laboratorios y universidades, indican que al controlar la respiración, se produce cierto control sobre funciones autonómicas, así que la respiración yóguica profunda, beneficia el sistema respiratorio incrementando la absorción de oxígeno y la eliminación del dióxido de carbono; calma el ritmo cardíaco y relaja la tensión muscular e incrementa los estados de atención, reduce el estres y dota de vigor y energía.

Prana y energía

Desde la perspectiva del Yoga, el aire que respiramos contiene algo más que oxígeno, dióxido de carbono y otros gases; contiene prana, la fuerza vital, esa sustancia sutil de la que toda vida surge y vibra. La conexión mente-cuerpo es ya bien entendida por la ciencia moderna, pero no así la fuerza que conecta el cuerpo y la mente.

Esa fuerza o energía que conecta a ambos, es el prana, concepto poco entendido en occidente, ya que no tenemos ese modelo de vibración en nuestra cultura, y a la que se le considera el poder que mueve al pensamiento y hace que la conciencia se manifieste. Estableciendo un paralelismo con la finalidad de dar una explicación comprensible, diré que cuando el viento sopla, no lo vemos, pero sin embargo, contemplamos su manifestación en forma del movimiento de los árboles o las olas; asimismo, no vemos la electricidad, pero vemos su manifestación en forma de luz, calor (radiador), frío (nevera), sonido (radio), imágenes (televisión), por mencionar unos cuantos.

 Esta energía se encuentra en prácticamente todas las culturas:los chinos la denominan Chi, los japoneses Ki, hindúes Prana, los polinesios Mana, indios americanos Orenda, y ahondando en el estudio de los campos energía podría extenderme, pero no es éste el momento.

Pranayama

Solemos respirar pobremente ya que no aprovechamos la totalidad de nuestra capacidad respiratoria, de ahí que el yoga enseña lo que denominamos la respiración completa, que ayuda a mantener el organismo oxigenado y a que el cerebro reciba una rica aportación de este "alimento", permitiéndole realizar sus funciones optimamente. En las prácticas de pranayama, el yoga pone al practicante en contacto con un estado de energía especial y que coadyuva a mantener el equilibrio de los procesos anabólicos y catabólicos.

Ciclos nasales y hemisferios cerebrales

Una de las contribuciones para que ello ocurra, es aprender a estimular los ciclos nasales, ya que cada una de las fosas  está ligado a un hemisferio cerebral y sus funciones, cada vez más estudiado en el campo de las neurociencias.

 Aquí se puede ver al desafortunadamente ya desaparecido Profesor Rodriguez Delgado, neurobiólogo de prestigio mundial, disertando en uno de nuestros Encuentros sobre Yoga, Cerebro y Mente. donde exponía de forma magistral aspectos del Yoga, sus beneficios y el funcionamiento del cerebro durante las distintas técnicas de yoga, entre ellas, la meditación, las asanas y la respiración.

Innumerables son los métodos de respiración que se pueden aplicar desde el punto de vista terapéutico, energético, relajante, deportivo, psicológico, elevador del estado de ánimo positivo,  meditativo y tantos otros,  y cuyos métodos, son quizá la técnica que mas colabora hacia el bienestar psicofísico del ser humano.

.


Prana y pranayama

Prana o energía vital

La palabra Prana tiene múltiples significados siendo los más comunes, "energía vital", "fuerza vital", magnetismo, poder de atracción, la energía que subyace en todo el universo, la fuerza y energía que moviliza la respiración, la energía que pone en movimiento el poder mental, la energía o fuerza que hace despertar la "kundalini".

 Al prana o esta fuerza vital, los chinos la llaman chi, los japoneses ki, los polinesios mana, los indios americanos orenda y los antiguos getmanos od. Incluso el psiquiatra Wilhelm Reich, intentó resucitar la noción de este concepto denominándolo orgón.

Chakras y nadis

 Se suele hablar en el yoga fundamentalmente tántrico, de la "fisiología oculta o esotérica" en la que se expone la idea del "cuerpo sutil" o "cuerpo astral" del que forman parte los chakras o centros de energía y nadis o conductos/senderos a través de los cuales el prana transcurre.

Pranayama

 Una de las prácticas más eficaces dentro del Hatha Yoga, vienen a ser las prácticas respiratorias de pranayama "expansión o control de la energía vital" que producen bienestar, combaten estados negativos como la ansiedad, la angustia, la depresión o el insomnio, teniendo asimismo una amplísima gama de efectos beneficiosos tanto psicológicos como fisiológicos.

Despertar de la kundalini

 De acuerdo a distintos textos o escrituras yóguicas, las técnicas de pranayama despiertan el poder de la kundalini o la energía en estado latente en nuestro interior y crean estados de conciencia elevados como también lo explica Arthur Avalon.

Prana, atracción, carisma, serenidad

 Hay personas que tienen un magnetismo especial, lo que solemos llamar carisma. Ello se debe a la influencia del "prana", ese algo especial que atrae como una magneto sin saber porqué. Suele ocurrir que a veces esa energía especial, nos hace sentir a gusto con una persona, y ello es que su nivel vibratorio tiene cierta intensidad que produce ese estado de atracción.

Pranayama y bienestar

 Los métodos de pranayama o prácticas respiratorias tienen enorme importancia, ya que son el vínculo o el puente de unión entre la mente y el cuerpo.

Respirar es vivir y vivir es respirar. La calidad de la respiración y el prana ayudan a mejorar nuestros estados psicofísicos y por lo tanto la alegría interna, sosiego, calma, serenidad e introspección se convierten en amigos íntimos de nuestra existencia.