Blog

Disfruta de nuestros artículos y compártelos con tus amigos

Tags en el tema de "dicha" RSS icon


Nuestra mente

Mente y pensamientos

Existe un impulso continuo en todos nosotros que nos empuja a entender que la vida tiene el propósito de buscar o ser felices. Los neurocientíficos, por otro lado, consideran que todo lo que realizamos es para sobrevivir. Sea lo que fuere, ambos aspectos pueden complementarse y no fragmentarse.

 Evaluaciones distintas, debates, discusiones, desacuerdos y mucho más forma parte de la mente humana tratando de desentrañar el misterio del yo y la vida.

Sin embarrgo, un consenso generalizado es que la causa de todo ello es nuestra propia mente, "ladrón que nos roba la calma o amigo que favorece nuestro vivir".

Las enseñanzas de los distintos maestros de prácticamente todas las tradiciones llegan al consenso que debemos aprender a "domar la mente para lograr su transformación hacia un estado sublime".

Solía decir Budha: "Somos lo que pensamos. Todo lo que somos, surge con los pensamientos".

También Suami Sivananda explicaba:"El hombre siembra un pensamiento y recoge una acción. Siembra una acción y recoge un hábito. Siembra un hábito y recoge un carácter. Siembra un carácter y obtiene un destino".

Shakespeare pone en boca de Hamlet: "No hay nada bueno ni malo sino que los pensamientos lo hacen así".

Meditación

Con el fin de entender los procesos mentales, disponemos del instrumento más refinado que podamos imaginar y este, no es otro que la meditación. Hay múltiples formas de describir la meditación: "Traer la mente a casa",  "desentrañar el misterio de la mente", "descubrir el Yo", "

Podemos asimismo decir que la meditación es un proceso de ir más allá de las apariencias de los pensamientos y emoiones aprendiendo a penetrar en la naturaleza de la mente.

La  primera y más fundamental de las prácticas de meditación es llevar la mente a un estado de calma, en la que se establece un estado de paz y estabilidad.

Gradualmente con práctica y paciencia la mente entrará en un estado de equilibrio, consciente del momento presente. En los estados más profundos de meditación observamos nuestros estados sin manipularlos, alterarlos, incondicionalmente, dándonos cuenta de las cosas tal y como son y no como a la mente le gustaría que fueron. El entendimiento de todo ello es una verdadera liberación.

El maestro tibetano Sogyal Rimpoche hace alusión al siguiente dicho:

"El agua, si no la agitas aparecerá clara.

La mente, cuando no se encuentra alterada, encontrará su paz natural, bienestar, felicidad y dicha."

 

 

 


La actitud es lo más importante

 Sadhus renunciantes

Bien sabido es que en la India los sadhus y renunciantes mantienen un estado de búsqueda que de acuerdo a la tradición hindú, les hace entender que el desapego es necesario para alcanzar un estado mental determinado y en último extremo la tan ansiada liberación para ellos.

 En una ocasión un próspero rico hombre de negocios había renunciado a sus comodidades con el fin de alcanzar el nirvana y para ello se convirtió en un sadhu errante.

 En su deambular por lugares y templos, un buen día se encontró con otro sadhu y comenzó a entablar una conversación con él. Este sadhu vivía de la caridad pública y, las únicas posesiones de las que disponía, eran un cuenco que utilizaba para su comida diaria y una manta raída que usaba para su meditación y protegerse del frío. Al conocer parte de la historia de sadhu rico, el sadhu pobre se jactaba de su renuncia, pobreza y carencia de bienes materiales tratando así de burlarse del que había sido un exitoso hombre de negocios.

 "Se ve que ya no servías para llevar tus negocios, por eso has decidido experimentar este tipo de vida y seguramente sin renunciar a tus lujos y propiedades". Mofándose cada vez que tenía ocasión, aprovechaba para acercarse al sadhu rico para decirle una y otra vez: "Mi renuncia si que es valiosa y no la tuya, y seguro que me llevará por el camino hacia la iluminación".

actitud inteligente de desprendimiento

Ell sadhu rico había estado escuchando y aguantado pacientemente durante un tiempo todo tipo de insultos y vejaciones hasta que un buen día dijo al sadhu orgulloso: "Ahora mismo, tu y yo vamos a emprender una peregrinación a las fuentes del Ganges".

 Ambos se pusieron en marcha y después de caminar durante media hora, el sadhu pobre, alarmado, inquieto y con el rostro desencajado gritó: "¡ Dios mío!, - tengo que regresar rápidamente".

¿A qué se debe esa repentina decisión? - preguntó el otro sadhu.

 -¡ Es que he olvidado mi cuenco y mi manta!

 Ante esta situación, el sadhu rico se dirigió a su compañero con vehemencia y compasión diciéndole:

 - Durante mucho tiempo te has estado oburlando de mí, censurándome por mis bienes materiales y resulta que ahora tu dependes mucho más de tu cuenco y tu manta que yo de todas mis posesiones.

 Nuestra actitud ante la vida es sin duda lo que determina nuestro grado de apego o desapego, de dicha o dolor. Quizá, uno de los grandes secretos sea el no sentir la posesión por lo que se posee. Disfrutarlo es esencial con criterios de que algún día en vez de que nos despidan es mejor que pidamos la cuenta.

 


Historia:La revelación

Todos deseamos sabiduría y quisiéramos situarnos en la vida utilizándola adecuadamente. Quizá esta historia nos ayude a entendernos mejor.

 Mucha gente solía ir a visitar a un sabio con la finalidad de pedirle consejo e incluso, aquellos que tenían gran interés en la espiritualidad, solicitaban de él, como lograr la iluminación.

 Un hombre conocido por su mal carácter, crueldad y por sus arrebatos de cólera, fué a visitar a ese sabio maestro. Estando en su presencia le preguntó:

 "Maestro, mi mente siempre está llena de pensamientos de maldad que me conducen a realizar acciones enormemente negativas en mi vida. ¿Puedes ayudarme a desembarazarme de mis crueles ideas y sensaciones de maldad e indicarme como puedo vivir en paz?"

 El maestro después de escucharle con atención guardó unos momentos de silencio y a continuación le dijo: "Antes de concederte paz y sosiego para  tu mente, tengo que comunicarte que morirás dentro de una semana"

 Al esuchar estas palabras, el hombre quedó petrificado por lo que el sabio le estaba diciendo. De repente, el pensamiento de la muerte empezó a ocupar por entero su mente.

 Totalmente anonadado se dirigió a su casa con la intención de hablar con su esposa, y nada más verla le dijo: "Te he molestado e insultado numerosas veces y deseo que me perdones por el daño que te he causado. Te ruego me perdones ya que además sé que me voy a morir dentro de una semana. Quisiera tratarte aunque sea tarde, con el amor que mereces".

 A partir de ese momento comenzó a mostrar amor, respeto y entrega también a sus hijos, padres, parientes, amigos y vecinos.

 Este cambio tan profundo en sus actitudes, comportamientos y maneras, produjeron una respuesta llena de afecto por parte de todos aquellos con los que convivía y se relacionaba. Había un clima armonioso y amoroso pero que iba acompañado por el sentimiento de dolor ya que iba a fallecer en pocos días.

 El último día de la semana del plazo que le había dado, el maestro vino a verlo y le preguntó como se encontraba. El hombre que se había reformado le contestó: "Maestro, mi mente está ta llena de pensamientos de mi muerte que ha producido un gran cambio en mi y una respuesta positiva por parte de toda la gente."

 El maestro sonrió y replicó:"Fíjate bien; sólamente el pensamiento de la muerte que tenía que ocurrir en ocho días te ha reformado y ha producido felicidad a tu alrededor. Somos conscientes de la impermanencia de la vida en todo momento y por lo tanto por medio de nuestras acciones somos capaces de producir y promocionar la felicidad".

 "No vas a morir ahora pero no permitas perder todos los beneficios que hasta ahora has obtenido, Continua siendo bueno con los demás y vive en el presente. Esto es la iluminación".

Esta historia revela que todos los problemas surgen ya que sentimos que nuestre vida es muy larga, aunque vemos que la muerte está a nuestro alrededor cada día, pero a veces pensamos que son siempre los demás los que desaparecen y nosotoros nos creemos eternos.

Si aprendemos a vivir conscientemente día a día nos daremos cuenta que viviremos con mayor plenitud.


Mindfulnness y Meditación en Mondariz

Meditación y Mindfulness en Mondariz Balneario

 Han sido días enormemente enriquecedores tanto para los profesores como los participantes del Seminario de Mindfulness llevado a cabo en el extraordinario Hotel Mondariz Balneario.

 Hemos realizado un programa a través del cual ha habido el "cultivo de la atención consciente"  como aprendizaje a vivir atento, despierto y presente, tanto en la vida cotidiana como en las prácticas de atención plena efectuadas en este entorno de hermosura sin igual.

 Los participantes han tomado conciencia de los devaneos de la mente, sus continuos saltos hacia el pasado y el futuro y han tomado buena nota de lo vivenciado lo cual es de gran ayuda para una vida más fructífera, inteligente y de mayor dicha, entendiendo los avatares de la vida desde una perspectiva de mayor amplitud, receptividad y de no juicioo constante, sumergiéndose en la plenitud del presente.

 Una experiencia de vida qur acompaña en el cotidiano vivir con armonía y salud psicofísica.