ES | EN

Charo prasaritasana

Argumentario Yoga Iyengar

Argumentario Yoga Iyengar

Queremos poneros al día de una situación que se ha ido desarrollando a lo largo de los últimos años, relacionada con el nombre iyengar.

Como sabéis, Yoga Center  Madrid siempre se ha diferenciado desde su fundación por mantener una enseñanza abierta en el campo del yoga, libre de intransigencias y adoctrinamientos, de ahí que siempre hemos ofrecido clases de yoga de distintos estilos: hatha, iyengar, ashtanga y varios otros, y cursos de formación como Instructores y Profesores de yoga de diversos estilos, entre ellos el de yoga iyengar desde el año 2000, y siempre hemos mantenido la integridad y respeto hacia cada uno de ellos.

Queremos informaros que en los últimos diez años, la Asociación Española de Yoga Iyengar, de la que no formamos parte, ha intentado evitar que utilizásemos el término “yoga iyengar”, llegando incluso a enviarnos algunas cartas conminatorias, de mayor y menor agresividad, desde 2006.

Nuestra respuesta a la AEYI durante estos años ha sido  que nuestra defensa ha estado basada en la cualificación de nuestro profesorado, en la libertad de la práctica, y en el reconocimiento de que el término “yoga iyengar” es amplio e internacionalmente reconocido como un término genérico y además es la única manera en la que se puede identificar dicho estilo.

Ahora más de diez años desde la primera carta, el pasado mes de Diciembre hemos recibido una demanda judicial por el uso de dicho término. Naturalmente, hemos contratado un bufete especializado en marcas, y hemos respondido a la demanda con argumentos basados en una investigación amplia e internacional sobre el uso de este término. Esta búsqueda nos ha revelado que la AEYI ha registrado el uso de “Iyengar” únicamente para la prestación de servicios deportivos y no para denominar un estilo de yoga, ya que esto último podría haber sido denegado de oficio, pues el término “yoga iyengar” está considerado internacionalmente como un signo genérico necesario para la identificación de un estilo de yoga; que nuestra utilización del término es legal y descriptiva para este estilo de yoga; y que en cualquier caso llevamos más de quince años usando ese nombre sin que la AEYI haya iniciado ninguna acción judicial, aun conociendo que Yoga Center Madrid, como muchos otros, hacía uso de la denominación “iyengar”.

Una vez presentado nuestro escrito de defensa. Hemos recibido la decisión del tribunal.

Esperamos que esta información os aclare la situación en la que se encuentra Yoga Center ante la AEYI, y reiteramos nuestro total respeto a la tradición del yoga en sus distintas formas, que ha sido siempre parte de la profesionalidad de Yoga Center.

El equipo de Yoga Center Madrid