Lotus or lilly for blog

Blog

Disfruta de nuestros artículos y compártelos con tus amigos

Aprendiendo a sentirse bien

Método para el bienestar de mente y cuerpo

En previos escritos ya he mencionado la importancia de poner en práctica métodos que nos proporcionen bienestar y que al mismo tiempo estén contrastados por investigaciones rigurosas.

Tal es el caso de los estudios llevados a cabo por el Dr. Herbert Benson  de la Universidad de Harvard, y los numerosos beneficios que producen la práctica de la Respuesta de la Relajación. Si uno pone en práctica diaria estos principios que a continuación explico, sentirá sensaciones de armonía y paz.

Ocho principios para lograr la Respuesta de la Relajación

1) Elige una palabra, frase, imagen o incluso una breve plegaria durante la sesión de la respuesta de la relajación. También puedes enfocar la atención en la respiración.

2) Busca un lugar tranquilo donde nadie te interrumpa y siéntate en una postura cómoda y la espalda recta. Puedes utilizar una silla si lo deseas.

3) Relaja todo tu cuerpo conscientemente, comenzando por los pies y continuando hasta la cabeza.

4) Cierra tus ojos

5) Respira lentamente y de manera natural. Cuando se produce la exhalación, repite silenciosamente tu palabra elegida, frase,  plegaria o visualiza tu imagen preferida. Puedes asimismo concentrarte en la respiración y al producirse la expulsión del aire de manera natural, repite mentalmente, la palabra uno.

6) Mantén una actitud pasiva durante toda la sesión. No te preocupes lo más mínimo como te están saliendo las cosas. Acepta todo lo que sucede  e irás comprobando como cambia tu fisiología al notar como pasas de estados de estrés a niveles óptimos de relajación.

Cuando te des cuenta que los pensamientos surgen en tu mente - como de hecho lo harán constantemente -, simplemente puedes decir, "Ah bien", y vuelve tu atención al enfoque que has elegido.

7) Continua con este ejercicio al menos durante 15 minutos.

8) Practica este método al menos una vez al día, preferiblemente por la mañana antes del desayuno o bien al anochecer antes de la cena. Comprométete contigo mismo@ al menos durante 30 días para llevar a cabo esta técnica ya que a partir de ese momento, con seguridad, este hábito positivo formará parte de tu vida.

 

Comparte esta entrada del blog

Facebook Twitter Googleplus


Comentarios 

0 comentarios para este mensaje

Dejar un comentario