Lotus or lilly for blog

Blog

Disfruta de nuestros artículos y compártelos con tus amigos

Custodios del Alma (I)

Custodios del Alma

Vivimos en un mundo lleno de contradicciones. Existe por lo tanto, un gran avance tecnológico y una sociedad occidental que innegablemente ha alcanzado altas cotas de bienestar, pero por otra parte, se tiene la sensación de que el desarrollo de la mente en sus niveles más profundos está todaviía por llegar, así como la capacidad para poner en práctica nuevas formas de actuar.

 Hay sin embargo muestras relevantes de seres humanos que nos han señalado el camino más noble y digno en la evolución de nuestra especie. Todos ellos, alejados de cualquier tipo de dogmatismo. nos han mostrado que su singularidad, su autorrealización, no dependen de la formación o información adquirida en sus vidas, sino principalmente de la transformación de su vivencia interior.

 

Pensadores que nos hacen pensar

Krishnamurti decía que la necesidad está, no en querer cambiar la sociedad, sino en el cambio del propio individuo, para que todo el conjunto social viva en mayor armonía y equilibrio, de los cuales parecemos carecer.

 Buda, gran conocedor de la mente humana, enseñaba:"Para enderezar lo torcido, debes hacer algo más difícil: enderezarte a ti mismo". De ahí que cuando no somos capaces de cumplir con nuestra tarea principal, nos precipitamos en la angustia.

 La palabra "angustia" - tan arraigada en nuestras vidas - está, según los ling¨´uistas en relación directa con angosto, estrecho. Y es cuando el corazón se angosta y se ahoga en el egoísmo que el alma sufre. Inversamente, la alegría es pura expansividad y depende de un corazón valiente e íntegro, capaz de dar lo mejor de sí mismo.

En este sentido cobran especial valor las palabras del ya desapareciido Premio Nobel de Medicina Sir John Eccles, cuando decía que "el altruismo es una de las glorias de la cultura humana y debe ser aprendida como aprendemos una lengua"

 Sin embargo, el ser humano vive apesadumbrado, sin abrir las compuertas de la compasión y amor hacia los demás, que sería lo único que nos permitiría eludir la falta de alegría que a menudo nos ocasiona pensar en la existenciia.

Continua en II

 

 

Comparte esta entrada del blog

Facebook Twitter Googleplus


Comentarios 

1 comentario para este mensaje

10 de Noviembre de 2013 23:50

vanessa

7ed8a500d78fc8e82b6566659141f3d2

Una palabras, las de Jhon Eccles, cargadas de optimismo.
Me gusta pensar que uno no nace altruista, si no que se hace.
Extraordinario camino el Yoga para aprender.

Dejar un comentario